GRANADA, 01 (EUROPA PRESS)
Los 34.000 trabajadores de la Hostelería y el Comercio de la provincia de Granada están llamados a concentrarse a las 10,00 horas de este jueves a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) antes del juicio que se celebrará en la Sala de lo Social del Alto Tribunal andaluz por la negativa de ambas patronales a firmar las tablas salariales del presente año, que recogen una subida salarial del 3,25 por ciento.
La responsable del sindicato de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO de Granada, Elvira Martínez, ha censurado la pérdida económica que supone esta situación para los trabajadores afectados (16.000 de Comercio y 18.000 de Hostelería) a los que estas patronales adeudan una media de 200 euros desde el 1 de enero.
Además, ha explicado Martínez, con esta continua actitud de bloqueo de la patronal, «los más perjudicados son los cientos de trabajadores que diariamente finalizan sus contratos temporales y pierden su derecho a percibir los atrasos que les corresponderían desde principios de año».
En su opinión, las patronales del Comercio y la Hostelería están cometiendo una «ilegalidad» negándose a cumplir lo pactado en convenio y publicado en el Boletín Oficial de la Provincia.
Por su parte, Juan Chica, secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego (FCHTJ) de UGT Granada, ha explicado que ambos convenios colectivos, contemplan la prorrogación del mismo en caso de que ninguna de las partes presente denuncia, lo que implica también la prórroga de la cláusula referente a la revisión y subida salarial.
Así, ha relatado el representante de UGT, tras conocerse que el IPC de 2010 se estableció en un 3 por ciento, los dos Sindicatos han mantenido varias reuniones con ambas patronales en este primer trimestre del año para fijar la subida correspondiente a 2011 tal y como se establece en los dos Convenios Colectivos de aplicación. Además, la mayoría de los trabajadores no han percibido los atrasos de 2010 (2,2 por ciento), encontrándose con la negativa empresarial a aplicarla bajo el argumento de la crisis.
Además, añade Chica, para evitar el conflicto y facilitar el pago se propusieron varias alternativas que fueron rechazadas.
Por eso, tanto CCOO como UGT se han visto obligados a presentar las correspondientes demandas ante el máximo órgano judicial de Andalucía, y advierten de que aunque confían en que estas patronales recapaciten, están dispuestos a llevar a cabo movilizaciones para exigir el cumplimiento de los dos convenios, y lograr que los 34.000 trabajadores afectados en Granada no sufran pérdida de poder adquisitivo en un momento tan difícil como éste.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí