Circulaba con las placas de matrícula de un turismo robadas en Cádiz
GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido en Granada a un joven de nacionalidad belga, de 29 años, que conducía una furgoneta con placas de matrícula falsas cargada con 1.640 kilos de hachís, como presunto autor de los delitos de falsificación de documento público y contra la salud pública por tráfico de droga.
La actuación tuvo lugar en la tarde de este miércoles en la A-92, sobre las 20,15 horas, después de que una patrulla de la Guardia Civil le diera el alto a una furgoneta a la altura del kilómetro 282, en el término municipal de Darro, para controlar su peso y su conductor. Aunque en un primer momento aminoró la marcha y entró en el carril de desaceleración, al llegar junto a los guardias aceleró y huyó en dirección a Almería.
Los guardias civiles salieron tras la furgoneta a la vez que otras patrullas de la zona montaban de forma inmediata un dispositivo para interceptarla. En la huida, mientras el conductor ponía la furgoneta a 180 kilómetros por hora, el acompañante sacaba el extintor por la ventanilla y rociaba a los guardias civiles motoristas que los perseguían primero, y les arrojaba el extintor vacío después.
La persecución finalizó pocos minutos después en la salida de Benalúa en donde ambos abandonaron la furgoneta y huyeron a pie. La Guardia Civil consiguió darle alcance al conductor y tras comprobar que el vehículo abandonado iba cargado con 52 fardos de hachís, y que además iba equipado con las matrículas de un turismo Nissan Almera robadas en Cádiz, fue detenido por los delitos de tráfico de sustancias estupefacientes y falsificación de placas de matrícula. El detenido y la droga han sido puestos a disposición del Juzgado de guardia de Guadix.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí