La gran cantidad de nieve acumulada en la zona ha dificultado en gran medida las labores de búsqueda
GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)
El cuerpo sin vida del montañero británico desaparecido en una avalancha que se produjo el pasado 20 de febrero en Sierra Nevada ha sido localizado esta mañana en el macizo granadino, han informado a Europa Press fuentes de los familiares y de la Guardia Civil, que ha coordinado todas las labores de rastreo.
El cadáver ha sido hallado, sobre las 8,30 horas, por uno de los dos hombres con los que la víctima salió a hacer montañismo el día de la avalancha y que logró salir con vida de este fenómeno natural originado a raíz de la gran cantidad de nieve que se acumulaba en la zona del barranco de San Juan de Sierra Nevada, donde desapareció John Hogbin, de 42 años.
Este hombre ha participado diariamente en las labores de búsqueda de su compañero junto a familiares, amigos y miembros de Cetursa y la Guardia Civil hasta que esta mañana se ha topado con una bota de montaña del cadáver en el lecho del río de San Juan, a unos 400 metros de distancia de donde desapareció, ya que el deshielo le ha desplazado. La ropa ha sido clave para reconocerle.
Los agentes del Sereim desplazados al lugar se afanan ahora en retirar el hielo del cuerpo de John, que será trasladado en el Helicóptero del Instituto Armado, con base en Sevilla, hasta el Instituto Anatómico Forense.
Por su parte, el portavoz de la familia y hermano pequeño del desaparecido, Manolo Hogbin, que desde el pasado febrero ha acudido diariamente a la zona del Barranco de San Juan donde desapareció John, se ha desplazado a la zona y, dentro de su dolor, se muestra «aliviado» por el hallazgo de su hermano, dado que de este modo toda la familia podrá descansar un poco.
El montañero es vecino de la localidad granadina de Zafarraya, donde trabajaba de mecánico y llevaba viviendo prácticamente toda su vida junto a su familia.
Desapareció el domingo 20 de febrero a consecuencia de un alud registrado en la zona del Barranco de San Juan del Parque Natural de Sierra Nevada que lo arrastró junto a otros dos hombres más con los que estaba haciendo travesía, senderismo en la nieve.
A consecuencia de la avalancha, que se produjo sobre las 13,30 horas, sus acompañantes resultaron heridos leves.
Este suceso movilizó a una gran cantidad de efectivos de la Guardia Civil, de Cetursa, la empresa pública que explota la estación de esquí, y a una compañía de 133 militares pertenecientes al II Batallón de Intervención (BIEM) de la Unidad Militar de Emergencias, con sede en Morón de la Frontera (Sevilla).
En el equipo de rescate, coordinado por la Guardia Civil, participaron, además de un total de agentes de la Benemérita –que ha movilizado además a cuatro perros de la unidad canina–, miembros del Ejército de Tierra y personal de Cetursa, GREA y de diversas escuelas de esquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí