Fuentes de los trabajadores mantienen que el retraso viene por parte de las empresas de gas y telefonía
GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
El alcalde de Granada y candidato del PP a la reelección, José Torres Hurtado, se ha mostrado «convencido absolutamente» de que las obras del metro que promueve la Junta «se van a parar» por impagos con las empresas ejecutoras, como a su entender queda evidenciado en la falta de trabajadores que hay en algunos tramos como el de Camino de Ronda.
Torres Hurtado se ha desplazado este lunes a esta zona de la ciudad para censurar que «esté abierta en canal» a causa de las obras y sin que haya «nadie trabajando a las doce menos cuarto de la mañana». A su juicio esta situación supone «un atentado contra la dignidad de los granadinos» y por eso ha reclamado a la Junta que «si no hay dinero, por lo menos» finalice el tramo de Camino de Ronda en superficie para que vecinos y comerciantes puedan «respirar».
El candidato ha contrapuesto esta situación con lo que habría ocurrido si se hubiera usado, como él solicitó, una tuneladora en este tramo para soterrar la infraestructura, ya que según los datos que baraja esta opción era más rápida y más barata que desviar las redes de servicios, como el gas y la telefonía.
«Luego dirán que la culpa es de que el alcalde se empeñó en que fuera soterrado, hombre, lo único que nos hubiera faltado es que nos lo dejaran en superficie» para restar «capacidad de transporte en este calle», ha justificado Torres Hurtado, quien ha hecho hincapié en que «las obras públicas de transporte no se hacen para sustituir a otros medios «sino para complementarlos».
Pese a todo, el regidor se ha mostrado convencido de que las obras del metro «se van a parar», afirmando que se adeudan más de 30 millones a las empresas ejecutoras con cargo a las certificaciones del ejercicio de 2010 que no han sido abonados. «Cómo nos vamos a fiar de una Junta que miente un día sí, el del medio y el de más allá», ha añadido Torres Hurtado.
Por su parte, fuentes de los trabajadores de este tramo han informado a Europa Press que «no está parado» y que en este caso concreto no se trata de una dificultad económica sino que las empresas encargadas de desviar algunas redes de telefonía y gas se están retrasando en su tarea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí