La organización apuesta por «acercar la poesía lo más posible a toda a la ciudadanía y no se quede en un género minoritario»
GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)
El VIII Festival Internacional de Poesía de Granada (FIP) ha concluido la noche de este viernes con un balance en el que «se han superado todas las previsiones tanto en la calidad de los actos como en la afluencia de público»; de hecho, según la organización, más de 12.000 personas han visitado durante esta semana este evento.
En declaraciones a Europa Press, uno de los directores del FIP, Daniel Rodríguez Moya, que dirige junto a Fernando Valverde, ha manifestado que «el momento mágico» de la feria ha sido la conversación «amena» entre el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y el poeta madrileño Benjamín Prado, donde han acudido más de 1.200 personas y «otras mil no pudieron entrar».
También ha destacado otro de los actos, en este caso la clausura de este viernes, donde los madrileños Pereza y Benjamín Prado ofrecieron el espectáculo «Poesía y Rock» en el Parque Federico García Lorca a las 22,00 horas. Prado leyó sus poemas más representativos mientras que Pereza, uno de los grupos más importantes del panorama rock en español, tocaron sus grandes éxitos, entre ellos «Princesas», «Lady Madrid», «Estrella Polar» o «Pienso en aquella tarde».
Así, el tándem literatura y rock protagonizó toda la jornada del viernes 13 de mayo, y a las 17,00 horas el que fuera batería del grupo Génesis y ahora escritor afincado en La Alpujarra Chris Stewart conversó con el periodista Jesús Arias. Según comenta Rodríguez Moya, «en el acto de Stewart lo divertido fue cómo se metió al público en el bolsillo con sus relatos sobre el mito romántico granadino».
Posteriormente, a las 19,00 horas el cantante Joaquín Sabina leyó sus poemas acompañado por Luis García Montero, en un acto en el que, según el director, «el cantautor jiennense fue muy aplaudido». Mientras tanto, también ha destacado la asistencia a las conferencias celebradas por las mañanas y «la repercusión mediática que ha tenido el festival en radio con varios programas especiales para toda España».
La presencia de la música en el FIP no es nueva y ya en su primera edición el poeta ovetense Ángel González protagonizó el inolvidable concierto «La palabra en el aire» junto a Pedro Guerra. Además, la cantante Suzanne Vega también actuó la pasada edición en el Parque García Lorca, donde congregó a más de un millar de personas que pudieron disfrutar de sus grandes éxitos, como «Luka» o «Tom»s dinner».
Para la edición del año que viene, Rodríguez Moya ha adelantado que el festival va a dar cabida a «distintos géneros y otras disciplinas aparte de la poesía y habrá más música». El objetivo, a su juicio, «es acercar la poesía lo más posible a toda a la ciudadanía y no se quede en un género minoritario».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí