Advierten de que «no darán carpetazo a este asunto», que está causando «conmoción» en las filas socialistas
GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
El PP de Granada considera que los supuestos privilegios concedidos a la empresa de la pareja sentimental del candidato socialista a la Alcaldía de Granada, Francisco Cuenca, en materia de subvenciones públicas es «el mayor escándalo» de un cabeza de lista en la provincia, por lo que ha exigido su «fulminante» cese o dimisión. De lo contrario, el grupo popular pedirá en el Parlamento andaluz una comisión de investigación y la comparecencia del consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila.
Así lo ha señalado el presidente provincial de PP, Sebastián Pérez, en una rueda de prensa en la que ha instado a Cuenca a «seguir los pasos de Rafael Velasco», que dimitió de su puesto como ex vicesecretario general del PSOE-A a raíz del «escándalo» en torno a las ayudas de formación que supuestamente había obtenido su mujer.
Pérez ha justificado sus acusaciones en que Cuenca «no sólo no ha dicho que –las informaciones publicadas al respecto– sean mentira sino que reconoce» la existencia de esas subvenciones públicas. A su juicio, es «extraño» que la pareja sentimental del candidato creara su empresa cinco meses después de que él fuera nombrado delegado de la Junta y que la actividad de la entidad se centrara en contrataciones públicas con la Junta, la Diputación e Innovación, «todas administraciones gobernadas por el PSOE».
«En la página web de la empresa aparecen 18 contratos, todos con socialistas», ha insistido Pérez, quien asegura que la entidad pudo recibir ayudas públicas sin estar inscrita en el Registro de Sociedades, lo que le ha llevado a censurar que Cuenca aún no haya mostrado públicamente el CIF para desmentir este extremo.
Para el presidente del PP de Granada, la dirección provincial socialista está en la «obligación moral y democrática» de tomar medidas en este asunto de acuerdo a su código ético y retirar al candidato socialista tras un «caso que está causando estupor» en toda la provincia y «conmoción» en las filas socialistas.
A pesar de que Cuenca se defendió el lunes de estas críticas y garantizó haber actuado con una actitud «ética y legal intachable», Pérez ha augurado que los socialistas no podrán continuar la campaña con él como candidato y que finalmente tendrán que escoger entre cesarle o pedirle la dimisión.
De lo contrario, añade, llevar a este candidato a las elecciones será una «penitencia» porque el PP no piensa dar «carpetazo» a este asunto sino que hablará de él «todos los días porque los ciudadanos quieren saber la verdad».
Por último, Pérez ha asegurado que su partido «no tiene nada en contra de Cuenca y su familia» pero ha advertido de que «no puede ser alcalde ni líder de la oposición una persona que ya está marcada».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí