GRANADA, 2 (EUROPA PRESS)
El Departamento de Identificación Genética de la Universidad de Granada está diseñando, en colaboración con la Universidad del Norte de Texas, un programa informático de búsqueda de niños desaparecidos que será distribuido de forma gratuita a más de una decena de países de diversas partes del mundo a partir de enero 2012.
La iniciativa se enmarca en el programa internacional DNA-Prokids, nacido en 2004 para luchar contra el tráfico de seres humanos mediante la identificación genética de personas en situación de indefensión y de familiares que hayan denunciado una desaparición, según ha informado a Europa Press uno de sus directores, José Antonio Lorente.
Este programa ha permitido reunificar desde su puesta en marcha a 317 familias de países como Guatemala, Brasil, México, Tailandia e Indonesia que tenían a alguno de sus miembros desaparecidos por razones de diversa índole, como desastres naturales o delitos relacionados con el tráfico de seres humanos.
Los responsables de este programa trabajan ahora en la creación de un software informático con «un componente estadístico genético muy fuerte» que permite hacer las búsquedas adecuadas dentro de un país determinado y codificar datos para hacer búsquedas internacionales.
Se pretende finalizar en enero de 2012 para ser distribuido entre los países miembros de DNA-Prokids, entre los que también se encuentran Perú, El Salvador, Sri Lanka, Paraguay y Filipinas. Todos ellos ya están funcionando activamente en el programa DNA-Prokids, que está pensado para acabar con el tráfico de seres humanos a nivel internacional, un delito que afecta anualmente a alrededor de un millón de personas en el mundo.
Según ha relatado Lorente, «poco a poco estamos superando los problemas que vamos en encontrado para la ejecución del programa», ya sean técnicos o de coordinación. Por una parte, algunos de los países implicados en el programa no tienen laboratorios de AND o no cuentan con dinero suficiente para ponerlos en marcha, así que remiten las muestras genéticas codificadas para mantener el anonimato a la Universidad de Granada o a la del Norte de Texas y allí se analizan y se le envían los resultados.
Además, se están alcanzando acuerdos con la comunidad científica para usar perfiles de AND de uso universal, lo que supone un gran avance en la lucha contra el tráfico de seres humanos, ya que esto permitiría comparar y analizar muestras en todo el mundo bajo un mismo patrón.
Políticamente también se está avanzado mucho. De hecho, ha relato Lorente, «ya hay un país, Guatemala, que ha sido el primero en desarrollar una normativa –La ley Alba-Keneth– que coordina a todas las instituciones que intervienen en el caso de desaparición de un menor, y donde se incluye –esto es lo más importante para el experto– la obligatoriedad de tomar una muestra para hacer un análisis de ADN a los menores desamparados.
La idea es que queden perfectamente identificados, de modo que si es necesario pueda compararse la muestra de ADN tomada del menor con la de los potenciales padres que le están buscando.
El programa DNA-Prokids funciona gracias a las aportaciones de diversas fundaciones privadas como el Marcelino Botín, Banco Santander y BBVA en España, y la Life Technologies Foundation de EEUU. Tiene igualmente el apoyo estratégico de la Junta de Andalucía y de la AECID – Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación del Gobierno de España.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí