GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)
El último pleno del Ayuntamiento de Granada de este mandato ha estado marcado por el debate mantenido entre el equipo de gobierno, del PP, y los grupos de la oposición (PSOE e IU) sobre el estado de las arcas municipales, dado que la liquidación del presupuesto de 2010, de la que se ha dado cuenta, no cumple los parámetros fijados en los planes de reequilibrio y estabilidad financiera.
Entre otros asuntos, el equipo de gobierno ha aprobado en esta sesión, con la abstención del PSOE y los votos en contra de IU, un reconocimiento extrajudicial de crédito de 7,2 millones de euros en concepto de facturas que no habían sido reconocidas hasta ahora en los presupuestos y de las que, según la oposición, «aún quedan 41 millones que están metidas en un cajón» y que «van a suponer más recortes presupuestarios en 2011».
El portavoz del grupo municipal de IU, Francisco Puentedura, se ha mostrado convencido de que este reconocimiento de crédito supondrá un descenso del «50 por ciento» en la aportación municipal a los servicios de ayuda a domicilio y al servicio de Mantenimiento de Jardines, criticando la fórmula seguida en torno este asunto. «El PP ha usado la estrategia del avestruz, esconder la cabeza debajo del agujero y el que venga que arree».
En el mismo sentido se ha pronunciado el grupo municipal socialista, cuyo edil responsable de Economía, Néstor Fernández, también ha centrado buena parte de su intervención en la liquidación del presupuesto de 2010 y el informe de verificación del plan de saneamiento.
A su entender, se está incumpliendo por una parte el plan de reequilibrio financiero, al haber una «desviación negativa de 16 millones de euros», ya que el máximo déficit permitido es de 18 millones de euros y el consistorio ya alcanza los 34″. Además, ha recordado, el plan de estabilidad presupuestaria obligaba a tener un remanente de tesorería de cero o positivo y sin embargo el Ayuntamiento ya se sitúa en los menos 56 millones de euros –aplicando los 40 millones en facturas pendientes–.
«Esto imposibilita al Ayuntamiento endeudarse para hacer inversiones en la ciudad, de modo que todas las inversiones recogidas en los presupuestos de 2011 las podemos dar por no ejecutadas», ha sentenciado el edil socialista.
TRANSPARENCIA
Por su parte, el concejal de Economía y Hacienda, Juan Antonio Mérida, ha defendido que las cuentas de 2010 son mejores que las de 2009, al haberse reducido en unos seis puntos el déficit. El edil ha achacado la delicada situación de las arcas municipales al alto número de parados que existe en la ciudad, los cuales –ha dicho– «no pueden pagar su hipoteca pero tampoco los impuestos y las tasas» municipales.
Así, ha instado al Gobierno central a solucionar la delicada situación económica del país «de una vez» y «si no puede hacerlo que se vaya», ha clamado.
Durante su intervención, Mérida ha defendido la transparencia con la que su departamento está gestionando las cuentas de la ciudad al haber incluido en la liquidación de 2010 el reconocimiento extrajudicial de 7,2 millones de euros. «Ya nos gustaría que el resto de administraciones llevaran las cuentas con las misma transparencia», ha añadido.
Respecto al cumplimiento de los planes de reequilibrio y estabilidad financiera, ha recordado que tienen vigencia hasta 2012 y 2015 respectivamente, y se ha mostrado confiando en que cuando llegue ese momento las cuentas se ajustarán a los parámetros planteados en los documentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí