Este enclave se consolida como la población mundial más importante para la especie por número de individuos y variabilidad genética
GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)
Los muestreos realizados en otoño de 2010 por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta en el espacio natural de Sierra Nevada, en Granada, han estimado una población de cabra montés de 17.500 ejemplares, siendo la densidad media de unos nueve individuos por kilómetro cuadrado. Estas cifras mantienen un intervalo de estabilidad en los últimos años, lo que pone de manifiesto el cumplimiento de los objetivos de gestión marcados por el Parque Nacional y Parque Natural.
Para realizar la estimación demográfica, el trabajo los técnicos de la Consejería han incrementado durante 2010 el esfuerzo de muestreo, recorriendo un total de 187 kilómetros, 30 más que en el año previo. Los resultados han arrojado una media de 5,5 ejemplares por cada grupo localizado, así como una proporción general de 1,24 machos por cada hembra de esta especie. Por clases de edad, la mayoría de machos corresponden a subadultos, con unos 5.500 ejemplares, seguido por algo más de 2.500 jóvenes, menos de 1.000 crías y una cifra inferior de adultos, según informa en una nota el departamento de José Juan Díaz Trillo.
Esta labor se enmarca en el Plan de Gestión de la Cabra Montés (Pacam) que la Consejería de Medio Ambiente desarrolla en toda la región y más específicamente en el espacio natural de Sierra Nevada, cuyo objetivos fundamentales son el seguimiento y control de los parámetros demográficos, el mantenimiento de «stock» poblacionales existentes en cercados reservorios y el control sanitario de la población con la monitorización de enfermedades. A este último respecto, las actuaciones desarrolladas por la Junta han ayudado a mantener la más habitual de las afecciones de la especie, la sarna, con una incidencia media inferior al cinco por ciento a lo largo de 2010 en Sierra Nevada.
En cuanto al mantenimiento de reservorios de la especie, la Junta gestiona en este espacio natural la Estación de Referencia de la Cabra Montés «El Toril» donde el éxito reproductor ha estado en 2010 por encima de la media y donde todos los ejemplares han sido sometidos a las habituales inspecciones y análisis sanitarios, así como labores de desparasitación e identificación.
Este hecho permite contar con un «stock» genético y numérico, que ha facilitado que del mismo puedan salir ejemplares para las recientes labores de reintroducción llevadas a cabo en la Sierra de Orce (Granada) o la cesión de otros 16 individuos para el desarrollo de investigaciones de carácter sanitario.
La inversión realizada para poder desarrollar toda esta labor del Pacam en Sierra Nevada ha sido de 889.830 euros desde 2007, de los que 241.311 euros corresponden al presupuesto del pasado año. Cabe destacar que Andalucía posee más del 50 por ciento de las poblaciones de cabra montés de la Península Ibérica y en Sierra Nevada se halla la población más numerosas del planeta y la que presenta mayor variabilidad genética.
Otros espacios naturales andaluces destacados en cuanto a la presencia de cabra montés, según los últimos datos disponibles de este Plan son: Tejeda-Almijara (3.213 ejemplares), Sierra de Baza y Filabres (2.935), Sierra de Cazorla (1.712), Sierra de Grazalema (1.278), Sierra de las Nieves (1.178), Sierra Mágina (1.095) y la zona de El Torcal de Antequera y el norte de Málaga (1.002 ejemplares).
PLAN DE GESTIÓN DEL JABALÍ
De manera paralela en el espacio natural de Sierra Nevada se desarrolla, desde el año 2000, un Plan de Gestión del jabalí con una serie de actuaciones para el control de las poblaciones de este ungulado silvestre, así como para el seguimiento de los parámetros demográficos y de las enfermedades que afectan a la especie.
La densidad media de jabalí en Sierra Nevada se ha estimado en unos 2,53 individuos por kilómetro cuadrado, aunque en determinadas zonas esta cifra supera los once ejemplares, lo que obliga a articular mecanismos de control como son las batidas de gestión que en el parque nacional se realizan con la participación de la población local.
En total, durante la temporada 2010-2011 se han llevado a cabo 38 batidas, lo que ha permitido capturar 381 animales. Los animales capturados han sido sometidos a una exhaustiva toma de muestras, las cuales proporcionan una valiosa información sobre el estado demográfico y sanitario de la población.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí