GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)
El sindicato UGT confía en que el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y el expediente temporal acordado por el comité de empresa y los administradores concursales para la factoría granadina «comience a funcionar en mayo» para que la producción alcance su nivel habitual lo antes posible, ya que es «el único modo de garantizar el empleo».
En declaraciones a Europa Press, la secretaria general de UGT Granada, Manuela Martínez, ha recordado que tras presentar ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Granada el plan de viabilidad aprobado la pasada semana, que plantea 51 despidos y una extinción temporal del empleo para otros 197 trabajadores, la Inspección de Trabajo deberá elaborar un informe que será usado por la autoridad laboral para hacer su pronunciamiento.
«No creo que haya problema porque –el plan de viabilidad– está fundamentado en los problemas económicos de la empresa y en la falta de liquidez del grupo y es necesario este ERE y este expediente de regulación temporal para intentar que haya dinero suficiente y que la empresa comience a funcionar normalmente».
Desde UGT –que preside el comité de empresa– se están intentando agilizar todos los plazos «al máximo para que –el ERE– empiece a funcionar en mayo» y con ello la producción de la empresa alimentaria, que «es lo que más nos preocupa», ha indicado la dirigente sindical.
Según han acordado las partes, el ERE afectará a 51 trabajadores, de los que doce «no trabajan en realidad en el centro granadino» sino que están adscritos por el Grupo Nueva Rumasa a la fábrica de Dhul en Granada. El resto está distribuido entre los diferentes departamentos y mayoritariamente son trabajadores de más de 60 años.
En relación con el ERE temporal, la suspensión de contratos de trabajo afectará a 197 trabajadores. La idea es que se aplique a todos los trabajadores de manera rotatoria, no pudiendo en ningún caso tener una duración superior a los 180 días de trabajo.
Además, se ha designado una Comisión de Seguimiento del Acuerdo formada por dos miembros del comité de empresa y dos personas designadas por la Administración Concursal para comprobar la ejecución del acuerdo, así como para resolver las dudas interpretativas que puedan surgir durante su desarrollo.
A partir de ahora, es factible también acceder a las ayudas de la Junta de Andalucía, pues la normativa exige un plan de viabilidad creíble para poder avalar los créditos que Dhul necesita. El sindicato ya ha realizado gestiones con la Consejería de Empleo y con IDEA en este sentido y, según aseguran, la respuesta de la administración «ha sido bastante satisfactoria», ya que hay predisposición a ayudar a Dhul a «salir de la difícil situación en que Nueva Rumasa la ha colocado».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí