El golpe de estado franquista tuvo lugar el 17 de julio de 1936 y las noticias del mismo llegan a la Península un día después. Curiosamente, en el municipio de Ogíjares se funda la Falange el 10 de julio, compuesta por 14 personas y siete días antes del alzamiento. Éste es uno de los sorprendentes acontecimientos que se desvelan en Ogíjares 1931-1939, la primera obra histórica del municipio de los autores ogijareños Gustavo García García y Víctor R. López Plata, presentada en la Biblioteca Municipal María Lejárraga. Esperan que no se cumplan las palabras de Manuel Hazaña en las que decía que «En España, para guardar un secreto, lo mejor es escribirlo en un libro».
El trabajo, que arranca meses antes de la II República hace ahora 80 años, cuenta con 250 páginas y es el resultado de más de dos años de investigaciones y estudios, aunque las indagaciones se iniciaron hace más de una década, en 1999, cuando los autores realizaban la licenciatura de Historia y comenzaron a interesarse por la historia de su pueblo. «Nos dio coraje que no existiera un libro de Historia de Ogíjares y retomamos el proyecto en 2008, cuando nos enteramos de una subvención que otorgaba la Junta a trabajos de investigación sobre la Memoria Histórica», explicó García. De este modo, la Guerra Civil ocupa parte de las páginas de Ogíjares 1931-1939, en las que se habla de los siete fusilados, seis del bando republicano y uno del franquista, durante ese periodo.
No obstante, los licenciados en Historia decidieron ir más allá de la Memoria Histórica y aprovechar esta oportunidad para «recuperar también la historia de esa gente olvidada en la retaguardia, en los pueblos donde no se vivió la guerra pero sí la represión». En este sentido, Ogíjares presentó durante esta época una situación similar a los municipios del Área Metropolitana: el franquismo se instaló desde el primer momento en el poder, convirtiendo a la zona en una isla frente al resto de los pueblos de la provincia, en los que la entrada de la dictadura encontró resistencia.
Los autores, de 31 años, definen este período como una «década fascinante por los numerosos y trepidantes cambios políticos, pasando de dictadura a república con movimientos radicales en el poder de izquierda a derecha, lo que demuestra la gran madurez de los vecinos de Ogíjares, y cómo se trunca con la Guerra Civil». Pero además de los hechos más o menos conocidos del municipio, los investigadores también se han topado con acontecimientos llamativos y sorprendentes, como la dimisión en bloque de 9 concejales en julio de 1939 por causas distintas, que los autores achacan a la decepción que supuso la manipulación y hostigamiento del Partido Radical para infiltrarse en todos los niveles de las administraciones. O la dimisión de Dionisio Segura Molina en 1936, uno de los ediles con más empuje, y la actitud de Jesús Mejías, que dejó de acudir a los plenos. Asimismo, Ogíjares 1931-1939 recopila las circunstancias de vida de los vecinos de hace 80 años (número de habitantes, economía agrícola, situación sanitaria, papel de las mujeres, importancia del Hospicio, nombre de las calles…) y cómo e va creando una atmósfera de terror con la entrada en la Guerra Civil debido a la represión y las listas negras.
Gustavo García, funcionario de la Administración Local, y Víctor R. López Plata, profesor de Historia en Murcia, ya están trabajando en una segunda parte, que ampliará la investigación hasta el año 1950. En este caso, los estudios están muy avanzados, aunque tampoco descartan continuar este trabajo tanto hacia adelante en el tiempo como en años anteriores a 1931. Información facilitada por Ayuntamiento de Ogíjares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí