MOTRIL (GRANADA), 17 (EUROPA PRESS)
El Juzgado de lo Penal de Motril (Granada) ha condenado a una persona que fue sorprendida en un control de alcoholemia cuando transportaba 93 kilos de hachís en un vehículo. El conductor, de origen marroquí, intentó esquivar el control circulando por la izquierda en una glorieta y abandonando el vehículo con la carga a 500 metros del control.
Los hechos ocurrieron el 1 de agosto de 2010, según consta en la sentencia a la que ha tenido a acceso Europa Press. El conductor, de iniciales I.B., circulaba por la N-340 en el término municipal de Motril, donde la Guardia Civil realizaba un control rutinario de alcoholemia a las 1,00 horas.
Al percatarse el conductor, de 38 años, de la presencia de la Guardia Civil «trató de esquivar el control por el carril izquierdo de la rotonda, dándose a la fuga y abandonando el vehículo a 500 metros» del incidente. El conductor, en la huida, olvidó en el interior del vehículo un teléfono móvil que fue determinante para su identificación.
El valor de la carga «que iba a ser destinada por el acusado a su posterior distribución y venta a terceros» está valorada en 133.133 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí