GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
La multinacional sueca Ikea está estudiando abanderar el proyecto del Parque Comercial previsto en Pulianas (Granada), una vez que la promotora, Sonae Sierra, ha desistido de la iniciativa, que supondría una inversión de 250 millones de euros y que generaría unos 4.000 puestos de trabajo en la zona, la mitad de ellos sólo en la construcción y la otra mitad estables.
Fuentes de la empresa han confirmado a Europa Press que Ikea cree «interesante» esa fórmula, que ya ha llevado a cabo en Jerez (Cádiz) y que desarrolla actualmente en Valladolid. «Es una posibilidad que puede ser interesante, aunque es pronto para confirmarla. Ahora la intención de la compañía es estudiarlo, si bien es cierto que estamos muy interesados en Pulianas, y que ese interés no ha cambiado nunca, pese a los retrasos y las dificultades que hemos tenido hasta ahora para materializar el proyecto», han señalado.
Su confirmación se produce después de que el alcalde de Pulianas, Rafael Gil Bracero, haya informado en rueda de prensa de la intención de la multinacional de liderar el proyecto, que supondría una «esperanza» para Granada. Según ha avanzado, el Ayuntamiento aceleraría todo lo posible los trámites para que Ikea pudiera comenzar a construir el parque a finales de este año, lo que supondría su apertura en un periodo de unos dos años.
Para el alcalde, esta posibilidad supone un «cambio de signo» en un proyecto que «estaba prácticamente muerto» y que «cambiará la fisonomía de la zona norte». Por eso, ha dicho, el equipo de gobierno municipal ha «redoblado los esfuerzos» en los últimos meses y estableció contactos con Ikea para ofrecerle la oportunidad de abanderar el proyecto.
Según ha afirmado, el problema que surgió con los propietarios minoritarios de los terrenos, que llevaron a los tribunales su reparcelación, es actualmente un «escollo salvable», ya que el mayoritario está «desde hace unos meses» aunando «esfuerzos con ellos» para llegar a «lugares de encuentro». «El asunto puede tener un encaje que aliviaría la situación», ha apuntado.
Gil Bracero ha recordado que el plan parcial donde se prevé levantar el parque comercial, de unos 140.000 metros cuadrados de superficie comercial, obtuvo la licencia comercial el 4 de febrero de 2008, que le fue otorgada a la entonces promotora, Sonae Sierra. El proyecto se «estancó» entonces por las «dificultades económicas» de esta empresa, que no se personó en la prórroga de la licencia dos años después. Además, a finales de marzo de este año desistió de la opción que tenía a los terrenos, por lo que su abandono fue ya «definitivo», momento en el que el Ayuntamiento, que consideró libre el proyecto, se puso en contacto con la multinacional sueca.
Entonces, Ikea mostró su «interés» por convertirse en el «motor de desarrollo» de todo el parque comercial, una oportunidad que, según ha considerado, Pulianas «no puede dejar pasar». Por ello, agilizará todos los trámites administrativos todo lo posible, para que en los meses próximos lo que es una propuesta pueda ser ya una realidad y apuesta firme de Ikea. «Todas las administraciones tenemos que hacer una piña. Granada necesita una buena noticia, y que se instalen empresas solventes como Ikea, no le podemos poner obstáculos», ha considerado.
Además, que Sonae Sierra haya dejado el proyecto abre el abanico «a cualquier otro operador» interesado en instalarse en Pulianas, en una zona anexa al centro comercial Kinépolis, que ya alberga marcas como Sprinter, Carrefour o Mediamrkt, entre otras.
Si finalmente Ikea acepta la propuesta y hay un acuerdo entre las partes implicadas el único trámite que restaría es que la empresa presentara en el Ayuntamiento un proyecto de edificación y urbanización, por lo que después del verano o a finales de este año podrían comenzar las obras, que estarían culminadas en el plazo de año y medio o dos años.
Ikea asegura que está estudiando esta posibilidad y está analizando si la propuesta «cuadra o no con los objetivos de la compañía», que ya ha desarrollado proyectos globales con el Grupo Inter Ikea en Jerez y en Portugal y que tiene previsto un tercero en Valladolid. Por ahora, ha aprobado una inversión de 60 millones de euros sólo para su tienda de Ikea en Pulianas y asegura, tal y como ha señalado el alcalde, que en proyectos similares normalmente ha invertido una cantidad aproximada de 200 millones de euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí