GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
El Centro Cultural CajaGranada Memoria de Andalucía acoge la primera retrospectiva en Granada del fotógrafo chino Wang Qingsong, donde obras de hasta 20 metros de longitud cuestionan el proceso de transformación y los rápidos cambios por los que está atravesando China desde su apertura económica.
La muesta, llamada «Follow me», constituye la única retrospectiva de este autor que se expone en España y que, tras su paso por Almería, Cádiz y Córdoba, estará en Granada hasta el 4 de septiembre de la mano de la Obra Social de CajaGranada y el Centro Andaluz de Fotografía, según se ha puesto de manifiesto en la presentación pública realizada este martes.
Wang Qingsong trabaja en documentalismo, fotografía, vídeo y escultura. Utiliza la fotografía para reflexionar sobre la transformación y los rápidos cambios por los que está atravesando China, centrándose en las contradicciones de la realidad social contemporánea china generada por el acelerado desarrollo económico del país, y realizando una crítica al culto a iconos globales que define en gran medida la sociedad consumista y la pérdida de espiritualidad en la China de hoy.
Sin embargo, su integridad artística brilla con luz propia, pues se muestra igualmente riguroso en su crítica al tradicionalismo regresivo y a quienes tratan de rechazar presiones culturales externas.
En sus fotografías, Wang crea historias que permiten a los espectadores cuestionarse actitudes ante los fenómenos sociales del momento y, al mismo tiempo, se esfuerza en proporcionar una plataforma para reflexionar en profundidad sobre la sociedad contemporánea en el siglo XXI.
Wang es un artista que piensa a lo grande: grandes ideas, grandes conceptos y, de hecho, producciones muy grandes. La ingente cantidad de personas involucradas en sus instantáneas y las dimensiones de los platós son espectaculares. Muchas de las obras que se exhiben son de grandes dimensiones, pues sus trabajos fotográficos en ocasiones superan los 20 metros de longitud.
REFLEXIÓN DE LA REALIDAD
En su intervención, el vicepresidente primero de CajaGranada, Luis González, ha subrayado que «Follow me», es una de las exposiciones más impresionantes que ha acogido el Centro Cultural CajaGranada Memoria de Andalucía. Ha comentado, además, que las instantáneas monumentales de Wang Qingsong invitan al espectador a reflexionar sobre la realidad que le preocupa.
Por su parte, el delegado provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, Pedro Benzal, ha destacado que se trata de una exposición única y singular que llega a Granada, gracias al Centro Andaluz de Fotografía y a la Obra Social de CajaGranada. Es una exposición, ha dicho, que no se puede perder nadie.
Pablo Juliá, director del Centro Andaluz de Fotografía, ha comentado que las obras de este fotógrafo de gran calado internacional son «obras ventana» porque, dentro de la misma obra, contemplan una enorme diversidad de escenarios que apuntalan la visión general de la escena con ideas particularizadas.
ICONOS NACIONALES
«Follow me» fue el primer programa de enseñanza de inglés que emitió la CCTV en 1982, en los inicios de la reconstrucción económica china. Se emitieron repetidamente durante doce años y lo siguieron diez millones de espectadores. Su importancia trascendió la enseñanza del idioma, pues muchos ciudadanos chinos conocieron a grandes rasgos el estilo de vida occidental.
Veinte años después, la reforma económica china ha traído consigo considerables cambios radicales. Para ilustrar este episodio, colgó una enorme pizarra de cuatro metros de ancho y ocho de largo y garabateó con tiza muchas palabras y frases en chino e inglés. «Desde la antigua serie de televisión hasta mi fotografía del mismo nombre, mi sueño ha sido ver que China avanza hacia el mundo y el mundo conoce China», reconoce el propio Wang Qingsong.
De ahí la utilización de los grandes iconos nacionales como Buda, en «Las peticiones de Buda» (1999), donde retrata a un Dios, también cambiado, que alza las manos en busca de dinero y bienes materiales.
No escapa de su crítica las contradicciones sociales que provoca el choque de culturas. Así, la mayor obra de la exposición, de 1,20 por 12 metros de largo y producida en un estudio de cine de Pekín de más de 1.700 metros cuadrados es «China Mansion», donde muestra a invitados extranjeros, emulando posturas de pinturas de Ingres, Courbet, Manet, Gaugien, Klein, Boucher, Rembrandt, Rubens, Man Ray y otros artistas, «para que los modelos se comunicasen entre sí a lo largo de los siglos y con la cultura china para crear cierta empatía».
La muestra, compuesta por 31 imágenes, que conforman 23 obras, un documental, una entrevista a Wang Qingsong, y un catálogo bilingúe editado por el Centro Andaluz de Fotografía, abarca toda la trayectoria del artista chino, y permanecerá abierta al público hasta el 4 de septiembre, de mano de la Obra Social de CajaGRANADA y el Centro Andaluz de Fotografía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí