CARCHUNA (GRANADA), 12 (EUROPA PRESS)
Los padres de los alumnos del Colegio Sacratif de Carchuna (Granada) se han negado este martes a llevar a sus hijos a clase ante la «inseguridad» en el centro, con goteras y recalos en la techumbre y con restos de botellones, basura y jeringuillas tras los fines de semana.
Además, prácticamente la totalidad de los niños, unos 200, se han concentrado a las puertas del colegio, donde han exhibido pancartas en protesta por la «falta de respuesta y soluciones de la administraciones competentes». Así lo ha señalado a Europa Press el representan de los padres en el Consejo Escolar, Antonio Palomares, que ha señalado que durante la protesta han recibido la visita del inspector de zona, que se ha comprometido, aunque no por escrito, a arreglar las deficiencias en el edificio en próximas fechas.
«Nosotros sin embargo no nos fiamos ya de las promesas», ha señalado Palomares, que ha asegurado que los padres han sido «chantajeados» para que cesaran en sus protestas y metieran a los niños en el colegio a cambio de una respuesta por escrito a sus reivindicaciones, «chantaje» al que no han accedido.
Según Palomares, las goteras en el techo del edificio son un «peligro» tanto para los alumnos como para el personal docente, por el riesgo de desplome del voladizo del tejado y de desprendimiento de persianas por la humedad.
Además, a esto se suma que los niños se encuentran cada lunes con destrozos de material, restos de basura, botellas de cristal y jeringuillas, tras los botellones del fin de semana en el patio del colegio, por lo que los padres han pedido también a Educación que suba las vallas del centro, y al Ayuntamiento de Motril más presencia de agentes de Policía Local.
Los padres confían en que sus reclamaciones se resuelvan en las próximas semanas y se reunirán en una próxima asamblea para decidir qué hacer en el caso de que sus peticiones no fueran oídas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí