GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
El Cuerpo Nacional de Policía de Granada ha detenido y puesto a disposición judicial a un hombre de 45 años, con antecedentes policiales, acusado de intentar agredir sexualmente a una amiga y propinarle una paliza tras negarse a mantener relaciones sexuales con él.
Los hechos ocurrieron cuando ambos regresaron al domicilio de la víctima después de haber estado con otros amigos tomando unas cervezas a mediodía. Según indica el Cuerpo Nacional de Policía en un comunicado, el presunto agresor insistió en acompañarla hasta casa y ella accedió para evitar que «le organizara un escándalo en presencia de los vecinos».
Una vez en el domicilio, ella le pidió que se marchara aunque él hizo caso omiso a sus peticiones y le propuso en reiteradas ocasiones que mantuvieran relaciones sexuales, llegando a agarrarla y empujarla.
A tenor de la negativa de la víctima, el detenido empezó a golpearla, propinándole varias bofetadas en la cara para seguidamente darle un puñetazo en la nariz que le hizo sangrar abundantemente.
Seguidamente, la mujer empezó a pedir auxilio desde su balcón y en un momento dado pudo zafarse de su amigo y salir huyendo de la vivienda. Ya en la calle, se introdujo en una cafetería próxima para pedir ayuda y llamar a la Policía Nacional dado que, según el relato de la víctima, el presunto autor iba tras ella amenazándola con que si alertaba a la Policía, «la tendría que matar tarde o temprano».
De forma inmediata, se personó en el lugar de los hechos una dotación policial que tras contactar con la víctima y realizar las correspondientes comprobaciones policiales, procedieron a la detención del presunto autor de estos hechos.
Posteriormente, fue trasladado a dependencias policiales y puesto a disposición judicial. Por su parte, la víctima tuvo que ser asistida por las lesiones que le ocasionó el presunto autor y solicitó una orden de alejamiento para evitar que él se le vuelva a acercar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí