GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Granada, gobernado por el PP, ha amenazado con abrir la primera planta del aparcamiento Triunfo y «apilar en un rincón» los restos del coso taurino del siglo XVIII que se almacenan en este lugar desde 2005, si la Junta no le da competencias para exponerlos de acuerdo al proyecto aprobado en su día por la Comisión Provincial de Patrimonio.
Así lo ha señalado a los periodistas la concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Granada, Isabel Nieto (PP), durante la visita realizada a la primera planta de este aparcamiento, donde se acumulan 1.230 cajas con las piedras de esta plaza de toros, así como los sacos de la arena original con que fue construida en su tiempo y que será usada de nuevo en la reconstrucción.
La edil asegura que ha solicitado en dos ocasiones a la Delegación de Cultura de la Junta en Granada que le ceda las competencias que exige la Ley de Patrimonio para poder manejar los restos aunque no ha obtenido respuesta positiva. En la primera solicitud –realizada en 2009– se impuso el silencio administrativo, mientras que en 2010, cuando se volvió a pedir la delegación de competencias coincidiendo con la convocatoria de unas subvenciones para la consolidación, restauración y restituciones arqueológicas, se «contestó que no por falta de disponibilidad presupuestaria».
Este año será la tercera vez que el Ayuntamiento solicite la autorización de Cultura y Nieto confía en que la respuesta sea positiva, dado que, según sus cálculos, mantener cerrada y «paralizada» esta parte del aparcamiento, situado en pleno centro de la ciudad, supone unas pérdidas de 500.000 euros anuales para las arcas municipales.
«En 2011 volveremos a solicitar permiso para ubicar restos arqueológicos y si no –lo conceden– apilaremos –los restos– y se abrirá el aparcamiento», ha advertido Nieto que también ha justificado su decisión en las humedades y demás desperfectos que están surgiendo en las paredes de este espacio subterráneo por mantenerlo cerrado, y que podría afectar a la conservación de la plaza de toros, hallada hace seis años durante la reforma de la Avenida Constitución.
NO SE EXPONDRÁ TODO
El proyecto aprobado el 24 de junio de 2010 por la Comisión Provincial de Patrimonio ascendía a 657.800 euros y recogía la exposición de aproximadamente el 85 por ciento de las piedras del coso taurino, que serán colocados formando dos arcos y estarán aislados del resto del recinto mediante habitaciones acristaladas.
Según explicó entonces el delegado provincial de Cultura, Pedro Benzal, las losas se colocarán en su lugar original de modo que el visitante pueda hacerse una idea de cómo era el coso taurino y el sobrante –no entra todo en esta planta– quedarán a disposición de la Junta para que decida el mejor lugar para su estudio y posterior ubicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí