GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial durante este fin de semana a diez personas a las que ha sorprendido conduciendo bajo la influencia de bebidas alcohólicas en la provincia de Granada. A esto hay que sumar la muerte de un joven en las carreteras granadinas por accidente de tráfico.
Con estos diez últimos casos, ya son 187 los conductores puestos a disposición judicial por la Guardia Civil a lo largo de este año 2011, al ser sorprendidos en los controles de alcoholemia que se establecen a lo largo de la provincia de Granada conduciendo con una tasa de alcohol superior a la establecida legalmente por el código penal, informa en un comunicado la Guardia Civil.
Aunque la normativa sobre seguridad vial prohíbe conducir con una tasa genérica de alcohol superior a 0,15 o 0,25 miligramos por litro de aire expirado, según los casos, sólo son puestos a disposición judicial como imputados los conductores que superan una tasa de alcohol superior a los 0,60 miligramos por litro, que es el límite establecido en el artículo 379 del vigente Código Penal; o los que aún con una tasa inferior se han visto implicados en un accidente de tráfico.
Los demás conductores sorprendidos en los controles de alcoholemia son siempre denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico.
El último conductor imputado por un delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas ha sido un hombre de 23 años que ha sido sorprendido a las 1,30 horas del lunes por una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico en la carretera GR-6102, en el término municipal de Baza, conduciendo un turismo Seat León con una tasa de alcohol de 0,69 miligramos por litro de aire expirado.
También la Guardia Civil de Tráfico de Baza, a las 18,15 horas del domingo , cuando acudió a socorrer a los implicados en un accidente de tráfico en la A-330, entre Cúllar y Puebla de Don Fadrique, descubrió que el conductor que se había salido de la carretera con su vehículo conducía ebrio, ya que arrojó una tasa de alcohol de 0,87 miligramo por litro.
No obstante, no sólo los conductores ebrios exigen del esfuerzo de la Guardia Civil de Granada, ya que desde primeros de enero han sido puestos a disposición judicial ciento treinta y cinco conductores que fueron sorprendidos conduciendo sin permiso de conducir alguno, por no haberlo obtenido nunca; y ciento setenta los que fueron sorprendido por conducir un vehículo habiendo perdido la vigencia del permiso de conducir por haber perdido todos los puntos.
Además, durante estos tres primeros meses del año, la Guardia Civil ha detenido a cinco conductores a los que ha sorprendido conduciendo sobrepasando en más de 80 kilómetros por hora el límite de velocidad establecido para el tramo de vía en el que fueron sorprendidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí