Con un sentido e interminable aplauso por la memoria de Enrique Morente. Así ha iniciado el público del Palacio de los Condes de Gabia un emotivo paseo por la historia musical del maestro. Lo ha hecho de la mano del periodista y director del programa radiofónico «Duendeando» Teo Sánchez, que tras aclarar que «todo lo que ha hecho el cantaor es imprescindible», ha ofrecido la conferencia «Los discos imprescindibles de Morente», en la que acompañado por la guitarra del joven Juan Habichuela nieto y la voz grabado de Enrique, ha comentado la «amplísima y poliédrica» carrera discográfica del cantaor del Albaicín, del que «el arte brotaba en cada una de sus creaciones. A veces, de un modo más claro, otras un poco mas oculto, pero siempre de un modo sensacional», ha explicado Sánchez, para quien Enrique, en sí mismo, «ha sido imprescindible para la historia del flamenco, en particular, pero también para la historia de la cultura y el arte de este país».
A juicio del periodista, que ha presentado esta conferencia en el marco de la programación del área de Cultura de la Diputación de Granada en homenaje al cantaor, Enrique «ha trasladado toda la tradición oral del flamenco del siglo XIX y la ha proyectado hasta el siglo XXI. Porque él tuvo la clave de los cantaores clásicos; supo admirarlos y supo acercar su magisterio a la juventud y explicar el arte de vivir y cómo ser artista y persona». En este sentido, el experto en flamenco ha subrayado que si Morente era un artista «inconmensurable», como persona era «excepcional, era un trabajador con una voluntad de hierro para levantar su bandera de libertad».
Así piensa también el más pequeño de una familia de guitarristas que también ha hecho y sigue haciendo leyenda en el mundo del flamenco: los Habichuela. Para Juan, el nieto de la saga, «Enrique era del 2070… todo un genio». Es su particular forma de recordarle como alguien que ha hecho historia por su forma de entender y mostrar el flamenco, como alguien «que me ha enseñado los cantes con cariño, humildad y la gracia que él sólo sabía tener», explica Juan que prepara la grabación de un disco, en el que ya no podrá participar su maestre Morente («que me animaba a grabarlo desde que tengo 17 años), pero en el que contará con la colaboración, entre otros, del cantante Alejandro Sanz.
Para este joven de manos prodigiosas, que si tuviera que quedarse con un disco de los hechos por Morente se quedaría con el de homenaje a Chacón, la guitarra es «contar historias, con su principio y su final». Por eso, pese a proceder de una saga de «grandes», él puede seguir aportando con su «personalidad» cosas nuevas y frescas.
Información facilitada por Diputación de Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí