Trabajadores y patronal mantendrán varias reuniones esta semana para evitar paros indefinidos en el sector
GRANADA, 04 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Granada confía en que las empresas concesionarias del servicio de mantenimiento de parques y jardines en la capital, Cespa y Eulen, acerquen posturas con sus trabajadores y cierren un acuerdo que desconvoque la huelga indefinida prevista en el sector a partir del 3 de mayo, coincidiendo con la festividad del Día de la Cruz.
En declaraciones a Europa Press, el concejal de Mantenimiento, Vicente Aguilera (PP), ha destacado que se trata de un asunto «entre trabajadores y empresa» y por tanto no tiene previsto mediar en el conflicto ni acudir a las reuniones convocadas esta semana en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) antes de huelga.
Pese a ello, el edil ha querido recordar a las partes que «son tiempos difíciles para todos» y les ha animado a «ceder» en sus respectivas pretensiones para garantizar el empleo y la prestación de un servicio de calidad a los ciudadanos.
«Tengo confianza plena en que esto se va a arreglar y la experiencia me ha enseñado que en la mayoría de los casos es así», ha comentado Aguilera, que ha conocido la situación a través de encuentros informales con los propios trabajadores. Ellos reclaman que se les aplique la subida del IPC de 2009 y 2010; así como el abono de la paga extraordinaria que, por convenio, vienen recibiendo en el mes de marzo.
Además, se niegan a mantener sus puestos de trabajo a cambio de reducir sus salarios, como ha planteado Cespa a sus trabajadores, ha explicado a Europa Press el presidente del comité de empresa y responsable provincial del área de Jardines de CCOO Granada, Alfredo Ruiz.
Según ha relatado, el sector trabaja en la actualidad sin el amparo de un convenio colectivo y las negociaciones tendentes a cerrar un nuevo acuerdo están paralizadas.
Pese a ello, los representantes de los trabajadores afirman que la «huelga es la última opción» e intentarán agotar todas las vías de diálogo antes de comenzar con un paro indefinido el 3 de mayo «que no beneficia a nadie».
Así las cosas, está previsto que los empleados de Cespa y la patronal se reúnan este martes en el Sercla para tratar de cerrar un acuerdo, mientras que la plantilla de Eulen hará lo propio el próximo 8 de abril.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí