Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en un comunicado el hombre, de iniciales, C.M.C., no tiene antecedentes judiciales por denuncias previas por parte de la víctima, N.C.C., de la misma edad. El crimen tuvo lugar sobre las 8,30 horas de este lunes en el número 4 de la calle Periodista Luis de Vicente, en la zona norte de la capital, donde el presunto agresor, de inciales C.M.C., golpeó a su esposa con un hacha de carpintero –con un martillo por un lado y filo cortante por otro– y después la apuñaló con un cuchillo de cocina, según fuentes de la investigación. Posteriormente, el hombre se dirigió a un bar «bastante nervioso y con manchas de sangre» y confesó haber matado a su mujer, identificada como N.G.C., a dos agentes de la Policía Local que se encontraban en el local. Hasta el domicilio de la pareja se trasladaron entonces varias patrullas de la Policía Local y agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional. Según el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), la mujer, de 62 años, no había presentado ninguna denuncia previa contra su pareja ni solicitó los recursos que ofrece la Junta de Andalucía para atender a la mujeres víctimas de malos tratos. Sí se había desplazado en varias ocasiones al IAM para pedir asesoramiento jurídico, porque su intención era «divorciarse» de su pareja, de la que no informó en ningún momento que la maltratara. El matrimonio, que tiene dos hijos, uno de ellos guardia civil, se separó hace dos años y el hombre se trasladó a vivir a los bajos del mismo edificio donde vivía la mujer. Después, tras la muerte de la madre de ella, volvieron a convivir juntos. Según los vecinos, ella tenía desde hacía tiempo «problemas de depresión, de ansiedad y de nervios» y solía tener discusiones con el marido, a las que éste reaccionaba «marchándose y quitándose de enmedio».
Europa Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí