Los vecinos del domicilio donde ha sido hallado este lunes el cuerpo sin vida de la mujer presuntamente muerta a manos de su marido, un policía nacional jubilado que ha sido detenido tras confesarse autor del crimen, se debaten entre la «sospresa» y la «consternación» por lo ocurrido. En las inmediaciones del número 4 de la calle Periodista Luis de Vicente de Granada, donde vivía el matrimonio, de 62 años, Mercedes explica que la pareja estuvo separada unos años y que ella tenía desde hacía tiempo «problemas de depresión, de ansiedad y de nervios». El matrimonio solía tener discusiones, a las que el marido, policía nacional jubilado, reaccionaba «marchándose y quitándose de enmedio». «Nos hemos quedado muy extrañados, discutían, pero no nos esperábamos que sucediera algo así», ha dicho Jerónimo. Según los vecinos, la pareja estuvo separada hace unos dos años, y el hombre se trasladó a vivir a los bajos del mismo edificio donde vivía la mujer. Después, tras la muerte de la madre de ella, marido y mujer, que tienen dos hijos mayores de edad, uno de ellos guardia civil, volvieron a convivir juntos. El presidente de la comunidad, Santiago Vallet, ha señalado que la mujer, a la que denunció hace unos días por agredirle, era una «persona muy conflictiva». Otro de los vecinos lamentaba «cómo están las cabezas para matar a una mujer» y se quejaba de la situación de impunidad de los hombres para acabar con la vida de sus mujeres. «La justicia debería ser más dura, porque parece que matar a una mujer es fácil. Te confiesas y ya tienes menos condena. No es justo», señalaba Manuel. CON DOS ARMAS El suceso se ha producido sobre las 8,30 horas de este lunes en la calle Periodista Luis de Vicente número 4, en la zona norte de la capital, donde el presunto agresor, de iniciales C.M.C., apuñaló a su mujer con un cuchillo de cocina y la golpeó con una machota o martillo de albañilería, según fuentes de la investigación. Posteriormente, el hombre se dirigió a un bar «bastante nervioso y con manchas de sangre» y confesó haber matado a su mujer a dos agentes de la Policía Local que se encontraban en la zona. Hasta el domicilio de la pareja se trasladaron entonces varias patrullas de la Policía Local y agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, que investiga lo ocurrido y trasladó al detenido a la Comisaría, donde prestará declaración. El levantamiento del cadáver se ha producido pasadas las 11,15 horas de este lunes. Según ha confirmado la coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Granada, Olga Manzano, la mujer no había presentado ninguna denuncia previa contra su pareja ni solicitó los recursos que ofrece la Junta de Andalucía para atender a la mujeres víctimas de malos tratos. Sí se había desplazado en varias ocasiones al IAM para pedir asesoramiento jurídico, porque su intención era «divorciarse» de su pareja, de la que no informó en ningún momento que la maltratara. Según Manzano, que ha manifestado su «repulsa» por este nuevo crimen, el segundo por violencia de género que se registra en Granada este año, la mujer estuvo casada con su pareja, luego se divorció y después volvió a casarse Europa Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí