La Junta está desarrollando este proyecto en colaboración con la «Asociación Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad» al objeto de poner en marcha la «Ludoteca para la Integración Cultural en el Polígono Almanjáyar», una iniciativa que funciona en el Colegio Público Arrayanes desde 2003, según ha explicado la delegada de Empleo de la Junta en Granada, Marina Martín, durante la visita que ha realizado a la ludoteca junto a la delegada provincial de Educación, Ana Gámez. «A través de juegos educativos, actividades extraescolares, espacios de lectura y de convivencia los niños aprenden a conocer otras culturas y el entorno en el que viven en la actualidad, así como a expresar sus necesidades y a adaptarse a los otros niños del barrio», ha subrayado Martín. Además, a través de la ludoteca los menores reciben clases de apoyo de castellano a fin de evitar que el idioma sea una barrera tanto para ellos como para las personas con las que se relacionan. Estas actividades están dirigidas tanto a los niños como a sus familiares para que también ellos puedan beneficiarse del programa de integración y puedan implicarse en la evolución de sus hijos. «En definitiva, de lo que se trata es de inculcar una serie de valores, facilitar el aprendizaje de diferentes patrones culturales, el desarrollo de habilidades sociales y métodos de resolución pacífica de conflictos que eviten el rechazo hacia lo diferente», ha añadido la delegada de Empleo, quien ha comentado que por el programa ya han pasado más de 1.000 vecinos de la Zona Norte, participando en la ludoteca alrededor de 70 menores cada año. La Consejería de Empleo ha colaborado con dicha entidad a través de diferentes líneas de ayudas dirigidas tanto al mantenimiento del programa como a la financiación de infraestructuras en centros de menores atendidos por la asociación, ayudas que ascienden a 40.000 euros en los últimos tres años. El proyecto, que facilita el contacto entre niños de distinta etnia (fundamentalmente gitana e inmigrantes de origen marroquí), se complementa con un programa de actividades extraescolares de manualidades, ocio y tiempo libre tanto en el CEIS Arrayanes como en el Colegio Público Juan Ramón Jiménez de Cartuja, según ha informado la delegada de Educación. La actividad de la ludoteca se divide en el rincón de la lectura y el estudio, el rincón de las manualidades y los juegos, el rincón de la convivencia y el rincón de la paz. Martín ha agradecido a la directiva del colegio Arrayanes su implicación en el proyecto al tiempo que le ha felicitado «por convertir a este centro en un modelo a seguir demostrando que la diferencia no es un motivo de rechazo y que la convivencia pacífica y el respeto entre culturas es posible».
Europa Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí