Un año más la Universidad de Granada vuelve a dar las cifras de empleo generado en las empresas, que a pesar de la crisis sigue una tónica ascedente.
Dos décadas después de la puesta en marcha de la primera spinoff granadina, Ingeniería y Control Remoto S.A., y activa en la actualidad, son ya 61 las nuevas actividades empresariales generadoras de casi 300 puestos de trabajo. Unos datos que arrojan algo de luz a la situación económica y el fuerte desempleo que afecta al país y, en particular, a la provincia de Granada.
La OTRI granadina, al igual que el resto de sus homónimas, está cada día participando activamente en la promoción de la innovación y en el desarrollo de la región. Prueba de esto es, que Andalucía ha pasado de ocupar los puestos de cola a ser la primera comunidad autónoma en creación de spinoff. La contribución de la Universidad de Granada a estos resultados es evidente: en los últimos cuatro años se ha apoyado la creación de 40 empresas.
El carácter generalista de esta Universidad supone una gran diversidad científica y tecnológica, así como potencial para la investigación multidisciplinar. De ahí que, sean varios los sectores que lideran estas iniciativas empresariales como el de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), con un 34%; Biotecnología y Salud, 33%; Medio Ambiente y Energías Renovables y Agro, 15%; y en menor medida las relacionadas con Aspectos Sociales y Humanidades, Gestión Empresarial y Aspectos Jurídicos, e Industrias de Base Creativa y Cultural, que representan un 18% del total. Cuestión de compromiso
Quienes sueñan con hacer realidad su proyecto de negocio, están de suerte, pues el apoyo al emprendimiento es hoy una actividad en constante progresión y con una proyección prometedora. Cada vez más son las iniciativas puestas en marcha desde distintos enfoques, pero siempre como punto de partida o destino la Universidad. Incubadoras de empresas, foros, programas para la detección y promoción de spinoff, premios, etc. tienen como objetivo apoyar a las empresas que afloran con la intención de explotar comercialmente el conocimiento generado en las universidades.
Ya no se trata de formar sólo profesionales, sino emprendedores. Con este propósito la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) se encarga del acompañamiento para la creación de empresas basadas en la tecnología, conocimiento y experiencia acumulada con el desarrollo de una actividad, así como del apoyo a emprendedores que estén relacionados con la institución académica.
Aparte, desde esta unidad de la UGR se han puesto en marcha diferentes programas como la Jornada de SpinOff y La Ruta Emprendedora, esta última, que comenzará su tercera edición el próximo mes de abril.
El emprendimiento es un reto que exige esfuerzo y compromiso, pero que se ha convertido en el nuevo paradigma de las universidades al ofrecer soluciones innovadoras a problemas reales. Información facilitada por Universidad de Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí