No sólo la ciudad de Granada suena a tango. También su provincia. Desde anoche y hasta el próximo domingo, los municipios de Huéscar, Villanueva de Mesía, Cúllar Vega y Huétor Tájar podrán disfrutar de actuaciones de tango-danza y piano-voz de «primera categoría». Porque «la cultura tiene que ser disfrutada por todo el mundo, a pie de casa, sin importar dónde resida», según la diputada de Cultura de la Diputación de Granada, María Asunción Pérez Cotarelo, que hoy ha presentado la Extensión del Festival Internacional de Tango en la provincia de Granada, cuyo director, Horacio Rébora, también ha destacado que esta programación en los municipios «hace mejor y más inteligente al festival», en la medida en que refuerza el papel del tango «como aventura popular, como arte y danza escénica» que ha de ser disfrutada por todo el mundo. Huétor Tájar fue la localidad encargada de inaugurar la extensión provincial del festival, ayer jueves, con la guitarra y voz de Paola Schiavoni y el baile de la pareja formada por Betsabe Flores y Jonathan Spitel, ex campeones del mundo que hoy repetirán actuación en Villanueva de Mesía junto al bandoneón y voz de Walter Ríos y Mariel Dupetit. A la misma hora, 20.00 horas, en Huéscar subirá al escenario el quinteto (bandoneón, violín, piano, violonchelo, contrabajo) La Mufa Tango y la pareja de danza formada por Alejandra Heredia y Mariano Otero. Por último, será el municipio de Cúllar Vega el encargado de clausurar esta edición con el piano y voz de Jacqueline Sigaut y Leo Sujatovich, y la pareja de Betsabe y Jonathan. Pero la extensión del festival cuenta este año con el Palacio de los Condes de Gabia como nuevo hogar del tango tras su periodo de reforma. Por ello, mañana sábado acogerá el concierto actoral «Ser Tango», cuyo protagonista, el prestigioso actor argentino Francisco Cocuzza, combinará texto y música para hacer una revisión poética de los máximos creadores del tango, según ha explicado el propio actor, quien ha agradecido poder presentar su experiencia escénica en un «espacio de tango internacional que apunta a la diversidad y la experimentación». «Ser Tango» es el Vértigo del alma desde las letras de Carlos Gardel, Alfredo Lepera, Homero Manzi, Cadícamo, Discépolo y Cátulo Castillo pero también es Salvar el alma desde las de Eladia Blázquez, Astor Piazzolla, Horacio Ferrer y Mario Trejo. Una metáfora sobre la vida, la muerte y el renacimiento, un pasaje de la nostalgia a la acción y a la esperanza, un retorno al origen, al primer significado de temas emblemáticos para comprender y comprendernos en las razones de su transcendencia y representatividad.
Información facilitada por Diputación de Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí