Los agentes iniciaron las investigaciones una vez recibida la denuncia de una entidad bancaria que informó de esta operación presuntamente fraudulenta efectuada con una tarjeta, según ha informado en un comunicado el Cuerpo Nacional de Policía. Seguidamente los investigadores recopilaron una serie de indicios que determinaron que la tarjeta estaba manipulada y que los datos obrantes en la banda correspondían a un banco de China. Los agentes lograron avanzar en las investigaciones hasta el punto de poder identificar a la persona que llevó a cabo la compra en la joyería. Una vez identificada, los esfuerzos se centraron en su localización, lo que se logró hace unos días, cuando se detuvo a la mujer y se la puso a disposición judicial. Europa Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí