Con el nombre de Proyecto Rescatalatocha, el ecomuseo de Castilléjar y la Asociación de Voluntariado ambiental Los Espejuelos han incluido en el Plan Operativo Anual diseñado por los agentes sociales participantes en el programa Granadaempleo una campaña con diversas actuaciones sobre la situación de los atochares, unos paisajes en peligro de extinción al igual que la cultura que los ha moldeado a lo largo de los últimos siete mil años con el cultivo y recolección del esparto. Estas actuaciones pretenden recuperar parte de esta forma de vida del norte de la provincia de Granada con exposiciones, actividades de educación ambiental y una experiencia piloto destinada a sanear y preservar los atochares de los Badlans del Guardal, además del mantenimiento de los oficios tradicionales del esparto y el de las infraestructuras de explotación aún en funcionamiento. Esta propuesta lleva aparejada además el fomento del coleccionismo y de la artesanía del esparto, la preparación de módulos de formación destinados a los profesionales de la animación sociocultural, del turismo y los museos y la edición de material divulgativo.
Esta actuación forma parte de las propuestas presentadas por las comarcas de Baza, Guadix, Marquesado del Zenete, Ríos Alhama-Fardes y Huéscar para la recuperación económica de las altiplanicies norgranadinas que presentan como motores de desarrollo la agricultura y ganadería ecológicas, el patrimonio y los servicios de atención a las personas, según recoge el estudio elaborado por el programa Granadaempleo desarrollado por Promoción Económica y Empleo de la Diputación de Granada en la provincia. El vicepresidente 2º de la Dipuación y delegado de esta área, Julio Bernardo, destacó hoy durante en el foro celebrado en Guadix que «el desarrollo de esta zona depende del aprovechamiento de los recursos propios y de las industrias que puedan desarrollarse a su alrededor» y puso como ejemplo la inexistencia de actividad económica en torno a la fabricación de componentes para las instalaciones de energías renovables, tan presentes en la comarca, «a pesar de la elevada producción registrada en el territorio».
Los presidentes de las mancomunidades de Baza, Huéscar, Guadix, Marquesado del Zenete y Río Alhama-Fardes participantes en el foro coincidieron en señalar la necesidad de dotar a estas comarcas de las infraestructuras necesarias para su desarrollo, «al margen de ideas políticas» como señaló Agustín Gallego, presidente de la Mancomunidad de Huéscar, y conseguir bajar las cifras de paro que rondan el 35%.
Además de la iniciativa sobre la recuperación de la cultura del esparto, las propuestas más novedosas giran en torno a la agricultura y ganadería ecológica, la introducción de nuevas tecnologías agrícolas, agroalimentarias, agroenergéticas y madereras en la comarca de Guadix en base a las nuevas tendencias del mercado y su rentabilidad. Otra de las actuaciones más novedosas presentadas en el foro es la que busca el impulso para la creación de una Universidad Popular en la comarca de Huéscar para promover la participación activa en la vida comunitaria de grupos y colectivos en riesgo de exclusión social, favorecer las relaciones intergeneracionales y vertebrar socialmente a la ciudadanía de la comarca.
Información facilitada por Diputación de Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí