Revisará todos los censos electorales para el 22-M con el fin de que no haya «dudas» de la «legitimidad» de los ayuntamientos
GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)
La secretaria general del PSOE de Granada, Teresa Jiménez, ha considerado este miércoles que el caso de la supuesta alteración del censo electoral en Lanjarón, por el que están imputados cuatro cargos del PP, es un «ejemplo» de cómo los «populares» granadinos están dispuestos «a saltarse las normas del juego limpio e incluso la legalidad».
Por ello, y con el objetivo de que no surjan «dudas» acerca de la «legitimidad» y la «limpieza» de los ayuntamientos, los socialistas revisarán «todos y cada uno» de los censos electorales para los próximos comicios del 22 de mayo una vez que sean públicos.
«El caso de Lanjarón es un ejemplo de cómo el PP es capaz de recurrir a cualquier método, a cualquier procedimiento o denuncia para alcanzar lo que no pueden alcanzar en las urnas», ha dicho en rueda de prensa Jiménez, que ha recordado que el PP perdió las elecciones en 2007 en el municipio alpujarreño, donde hoy existe gobierno socialista.
Además, la dirigente socialista ha pedido «explicaciones» al PP, teniendo en cuenta que en el caso está presuntamente implicada la parlamentaria andaluza María del Carmen Reyes Ruiz. «Tendrán que decir qué medidas van a tomar y qué van a hacer a partir de ahora, porque las imputaciones son suficientemente graves», ha apuntado Jiménez, quien ha señalado que hay «una sola vara de medir» que afecta «a todos los partidos».
Sus declaraciones se producen después de que se haya hecho público que la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Órgiva (Granada), encargada de investigar la supuesta alteración irregular del censo electoral en Lanjarón justo antes de las elecciones municipales de 2007, ha remitido las diligencias a la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJA) por la condición de aforada de la parlamentaria andaluza del PP.
Por el asunto, que fue denunciado en su día por el PSOE, están además imputados el que fuera alcalde del municipio alpujarreño granadino, el «popular» José Rubio, la concejal Francisca Gallardo y la secretaria general del PP en Lanjarón, Sonia Gutiérrez Quiles, a los que la juez atribuye un posible delito de falsedad electoral.
Según consta en la exposición razonada de la instructora, a la que ha tenido acceso Europa Press, existen «indicios» de que a finales de enero de 2007 el entonces alcalde y las otras tres inculpadas participaron en el empadronamiento de unas 100 personas «con el fin de incluirlas en el censo electoral para su participación en las elecciones municipales» de aquel año.
De las diligencias practicadas por la juez «resulta que muchos de estos empadronamientos no se correspondían con la realidad», ya que los empadronados no residían en la localidad y, de hecho, algunos fijaron su residencia en el propio domicilio de los imputados y, muchos de ellos, «se dieron de baja en el padrón una vez celebrados los comicios».
Por todo, y considerando que en este caso existen «indicios» de un posible delito de falsedad electoral, por el que está imputada la parlamentaria andaluza del PP –entonces concejal en la corporación municipal– la juez acuerda la remisión de las actuaciones al TSJA, que deberá resolver sobre su competencia, teniendo en cuenta que la procesada tiene condición de aforada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí