El grupo popular en la Diputación ha afirmado que el PSOE intenta «tapar» las «vergúenzas» de las infraestructuras educativas de la provincia por medio del convenio suscrito entre la Diputación de Granada y la Consejería de Educación. A juicio de José Torrente, diputado provincial del PP, se trata de una «foto electoralista» con la que intentan dar a entender que «hacen algo, cuando en realidad nuestros alumnos siguen dando clase en las insufribles aulas prefabricadas, que en algunos casos ni siquiera tienen ventilación adecuada».
«La Junta intenta que la Diputación sea cómplice en el desatino educativo de la Consejería, utilizándola como instrumento, cuando la propia administración andaluza no necesita de estos inventos, dado que tiene las competencias, el presupuesto y los instrumentos necesarios. Se trata más bien de una puesta en escena que de una firme voluntad de acabar con las deficiencias educativas de la provincia de Granada», subrayó Torrente.
No obstante, confirmó que el PP estará «vigilante» para que se cumpla el convenio y que no quede en una mera promesa «electoralita», hecha a dos meses de unos comicios electorales. En este sentido, el diputado provincial criticó que, mientras los pueblos tienen que adelantar dinero para las obras de la Diputación, en este caso es la institución la que adelante la financiación a la Junta. «Este convenio ya se podía haber aplicado dentro de los Planes Provinciales y no ser un mero instrumento partidista y electoral», recriminó.
Por último, destacó la «lucha» de muchos alcaldes populares por ofrecer a sus vecinos unas infraestructuras educativas «dignas». Así, puso el ejemplo de la alcaldesa de Busquístar, Elisabeth Lizana, quien ha puesto «en un brete» la gestión educativa de la Consejería para que los niños de su pueblo reciban una educación «de calidad y propia del siglo XXI, no del XIX».Información facilitada por PP Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí