Analizar desde un punto de vista económico y turístico el recurso de las casas cueva así como estudiar la futura diversificación de sus usos y recuperación para uso de segunda vivienda han sido los principales temas debatidos hoy durante la Jornada de Patrimonio Troglodítico y su rehabilitación en la Provincia de Granada organizadas por la delegación de Asistencia a Municipios de la Diputación de Granada en colaboración con la Junta de Andalucía y la Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Guadix.
Tal y como ha recordado el presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler, las comarcas del altiplano y de Guadix concentran la mayor parte de las cuevas de la provincia, que suman 12.000 viviendas, de las cuales más de 300 tienen uso turístico, en su mayor parte agrupadas en complejos.
Martínez Caler ha destacado la importancia de las casas cueva como un recurso diferencial «capaz, por sí solas, de atraer turismo, el año pasado se alojaron en casas cuevas turísticas en torno a 50.000 personas lo que generó unos ingresos turísticos de 12 millones de euros» En cualquier caso el presidente de la Diputación ha querido llamar la atención acerca de que la cifra global de ocupación anual de 2010 sufrió de casi el 10% consecuencia directa de las noticias aparecidas en los medios sobre los desperfectos ocasionados por las lluvias en algunas de estas viviendas.
Por su parte Manuel Gómez Vidal, delegado de Hacienda de la Junta de Andalucía ha explicado como «este hábitat singular no está en regresión, por el contrario las cuevas actualmente tienen más habitantes que en el pasado.
En este sentido Manuel Aranda, Vicepresidente de la Asociación de Turismo de Cueva y empresario del sector, ha puesto de manifiesto la existencia de numerosas cuevas abandonadas con potencialidad económica que alcanzaría la cifra de casi medio millón de euros de inversión para su recuperación.
Aranda además ha destacado los trabajos realizados por la Diputación en el ámbito de la regulación de este tipo de vivienda, tanto desde el punto de vista de su consideración en el código de edificación, como desde el punto de vista de la legalización de su situación.
A este respecto, se ha planteado la necesidad de puesta en común de los conocimientos y experiencias de los técnicos municipales, hecho que se traducirá en unas nuevas jornadas a realizar por Diputación.
Por último, Joaquín Valverde, Arquitecto con amplia experiencia en el urbanismo de barrios de cuevas, ha resaltado la necesidad de llevar a cabo planeamientos especiales en los que se proteja lo tradicional, tanto desde el punto de vista de materiales, como de plantas usadas en la rehabilitación y ajardinamiento de espacios públicos. La conclusión general a este tipo de ordenaciones pasa por la participación ciudadana en su diseño.
Información facilitada por Diputación de Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí