Se han invertido más de 296.000 euros en estas instalaciones que se enmarcan dentro del proyecto Monte Mediterráneo del siglo XXI
LANJARÓN (GRANADA), 1 (EUROPA PRESS)
El Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada ha construido en la zona afectada por el incendio de Lanjarón en 2005 una nueva infraestructura para los ganaderos, un aprisco, que servirá de refugio a 600 cabeza de ganado ovino dentro de las actuaciones que se están ejecutando en el programa Monte Mediterráneo del siglo XXI. Una de las novedades de este aprisco es que se ha estudiado su ubicación para que el ganado que se traslade hasta allí a la vez contribuya a la lucha contra los incendios forestales construyendo un cortafuegos natural mientras pasta en la zona.
Gracias a esta nueva instalación, un tercio de las ovejas podrán resguardarse bajo techo, ya que cada una de ellas necesita un metro cuadrado de superficie y se disponen más de 200 metros cuadrados de superficie techada para este fin. Para el resto de las ovejas, se prevé un redil de más de 500 metros cuadrados de superficie. También se habilitan unas estancias para el pastor, independientes del ganado pero con conexión interna con el mismo.
«Estas estancias, que constan de constan de una sala de estar, una habitación de descanso o dormitorio y un cuarto de baño, serán utilizadas esporádicamente por el pastor que cuida de las ovejas, en aquellas ocasiones en que éstas se refugien en el aprisco por algún motivo», ha explicado el delegado de Medio Ambiente de la Junta en Granada, Francisco Javier Aragón.
Se dispone también de espacio para el almacenamiento de los aperos, que conecta estas estancias con el interior de la nave del ganado. Tanto al almacén de aperos como al cuarto de baño, puede accederse a través del porche exterior de entrada, que también da acceso a las estancias del pastor. De este modo, antes de que el pastor entre en estas estancias puede dejar almacenados los aperos y asearse sin ensuciar el interior.
El agua necesaria para abastecer los bebederos de las ovejas se captará de la acequia nueva situada a unos 220 m del aprisco y a 30m de altura de diferencia de cota; por lo que el abastecimiento se realizará por gravedad sin necesidad de grupo de presión. También dispondrán de agua las estancias del pastor. El saneamiento se resuelve mediante arquetas enterradas que conducen las aguas sucias a la fosa séptica situada a unos 20 m del aprisco. Las aguas de escorrentía que se aproximan por el terraplén al norte del aprisco, se reconducen a los extremos de la explanación a través de una cuneta para que el agua no se acumule junto a la construcción.
La generación de energía eléctrica se realiza con paneles fotovoltaicos situados sobre el cuerpo de las estancias del pastor, con una inclinación de 30º y orientación sur. Con esta energía se dispondrá de suministro eléctrico para iluminación y pequeña maquinaria, además de algún pequeño electrodoméstico. El presupuesto de esta actuación asciende a 296.000 euros y se enmarca dentro del proyecto de restauración del área incendiada en Lanjarón y otros términos municipales en 2005.
En este proyecto, pionero por la filosofía con la que se ha diseñado, la metodología empleada y la colaboración estrecha entre científicos y gestores, se han ejecutado ya diversas actuaciones encaminadas a restaurar la vegetación y proteger el suelo de procesos erosivos con el objetivo de crear un modelo de monte mediterráneo para el siglo XXI más abierto, heterogéneo, diversos y resistente a agentes agresivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí