GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
El sindicato CSI-F en Granada apuesta por impulsar una gestión pública del Palacio de Congresos y Exposiciones después de que el concurso abierto para privatizar su explotación haya quedado «desierto» y confía en que este extremo no suponga una merma de las ya «maltrechas» condiciones laborales de la plantilla.
En declaraciones a Europa Press, el presidente del Sector Local de CSI-F en Granada, Francisco Iglesias, afirma que los trabajadores sienten que las administraciones «les han dejado tirados», tanto por el deseo de privatizar la gestión del recinto como por el incumplimiento del plan de estabilidad firmado en su día con el Consorcio del Palacio, integrado mayoritariamente por la Junta y el Ayuntamiento de la capital.
Iglesias asegura que independientemente de quién gestione el recinto, lo que más importa a la plantilla es que se estabilice su situación laboral tras 18 años trabajando en precario aunque por el momento «no se está cumpliendo» lo pactado y siguen operando bajo contratos temporales.
Respecto a la situación en que quedan los trabajadores después de que ninguna empresa se haya interesado por la concesión de explotación del recinto a cambio de un canon de 4,2 millones de euros, el sindicalista se ha mostrado confiado dado que las administraciones se han comprometido a asumir el pago de sus nóminas durante todo 2011.
De hecho, tanto Junta como Ayuntamiento han incluido en sus presupuestos una partida para poder asumir las nóminas y demás gastos corrientes, además de para compensar las pérdidas anuales que arrastra el recinto congresual, de unos 100.000 euros según los cálculos de la entidad local.
Así, y aunque en principio todo apunta a que este año la gestión se quedará «como está», CSI-F prevé iniciar una ronda de contactos con las administraciones implicadas para abordar la nueva situación y saber «qué piensan hacer» cuando se acabe «el margen de un año» que tienen por delante antes de decidirse.
«Nos han dicho que no va a haber merma ni con la gestión pública ni privada –una de las condiciones para hacerse con la concesión era absorber a toda la plantilla– y aunque lo ideal sería una gestión pública o incluso mixta sabemos que la Junta, especialmente, quiere privatizar», así que el sindicato se marca como prioridad conseguir estabilidad laboral para la treintena de trabajadores del recinto.
IU PIDE UNA REUNIÓN
El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Granada también ha registrado este pasado viernes una petición formal para que se convoque una reunión urgente de la Junta General del Consorcio del Palacio de Congresos tras conocer que el concurso se ha quedado desierto.
De las alternativas que se presentan ahora para gestionar el palacio, Puentedura apuesta por crear una empresa pública que posibilite «que en un período razonable puedan llevarse a cabo las inversiones necesarias» para modernizar sus instalaciones.
A su juicio, «sólo de esta manera se conseguiría garantizar la continuidad de los trabajadores y se daría prioridad al fomento de las actividades científicas y culturales sobre las actividades lucrativas».
Además, Puentedura ha advertido de que las consecuencias que se desprenden de la actual situación responden a la mala gestión de la Junta y el Ayuntamiento, a los que atribuye una deuda conjunta de 2,3 millones de euros al Consorcio del Palacio que de no existir «no sería necesaria la privatización del recinto».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí