Se aproximan inexorablemente las próximas elecciones municipales. Sin duda no hay mejor momento que este para conocer de cerca a los candidatos ala alcaldía de la capital y sus propuestas políticas. En uno de los pulmones verdes de la ciudad, la acera del río Darro, me encuentro con Mario Ortega, con el cual, delante de un café comenzamos ha hablar sobre Los Verdes, el partido del que es cabeza, y sobre la completa integración de la conciencia ecológica en la sociedad y en la política.
Manuel Romero: Me interesa enormemente conocer cómo les afecta esta moda verde tan recurrente… más que como una ideología firme ¿Cómo os enfrentáis a eso como partido político?
Mario Ortega: Para nosotros la ecología no es ninguna moda, sino un fondo. Esta «moda» viene de atrás desde que empresas, anuncios, partidos políticos utilizan la ecología, cómo se dice en terminología inglesa, como un greenwatching – lavado verde, seria la traducción- En realidad es una operación de marketing. Para nosotros es una cuestión de fondo y que no sólo tiene que ver con las zonas verdes o la defensa de los árboles, sino que significa entrar al fondo de un modelo productivista y trasformarlo para que sea respetuoso, no sólo con la propia vida humana, sino con el resto de la naturaleza. Esto significa a día de hoy, desde un punto de vista práctico, que con la ecología política, vamos a afrontar problemas de desequilibrio, de injusticia social, de empleo. No queremos que se piense que aportamos solo ese lavado verde, que nos quedamos sólo en el vestido, sino que en el fondo creemos en un modelo que puede transformar la sociedad.
MR: A nivel de electorado y votos ¿Cómo se trasforma esta conciencia ecológica? ¿Con más adeptos, con más votos?
Los verdes, integrado en el partido verde europeo, ha tenido el problema de que siempre ha causado más simpatía que voto. Les gustaban nuestras propuestas pero no tomaban la decisión de votarnos por muchos factores, como por ejemplo el modelo electoral del voto útil, que por cierto se ha demostrado que es el más inútil de los votos, creo que cada uno uno debe votar en conciencia; a favor de lo que pienso, no en contra del otro.
Pero esto está cambiando, notamos que la gente empieza a percibir un potencial de cambio, un momento de transición en el que se debe hacer una apuesta colectiva. En Granada estamos muy bien situados, con unos resultados dignos en las anteriores municipales dónde quedamos como cuarta fuerza política. Desde un punto de vista razonable, creo que en esta ocasión podemos convertirnos en la tercera fuerza política, porque tenemos un trabajo que demostramos desde hace tiempo.
MR: Hablemos de esa política local que pretendéis instaurar bajo el slogan de Arte y Política
MO: La idea es revalorizar la política. Somos un partido que no tenemos nada que ver con el pasado. Sabemos que la gente esta diciendo que la política es una mierda – con perdón de la expresión – que los partidos tradicionales son aburridos, que no hay nuevas propuestas, que casi todo es igual, pero nosotros queremos revitalizar la política desde la ciudadanía, hay que hacer política si queremos cambiar las cosas.
MR Entonces… ¿La política es un arte?
Que nos impliquemos en la polis para intentar que los intereses de todos sean compatibles… las empresas, las personas, las familias… me parece una de las facetas más emocionantes del ser humano. Yo creo que sí, que la política bien entendida es un arte.
MR: En la búsqueda de ese interés común… Hablemos, por ejemplo, del llamado Green New Deal que proponéis.
El Green New Deal (GND) – Nuevo Acuerdo Verde – es una línea estratégica de todos los partidos verdes en Europa. En el continente hay partidos políticos verdes muy fuertes, como por ejemplo Alemania, que es el país que está resintiéndose menos de la crisis. Allí la política verde ha contribuido a generar una economía que amortigua los desequilibrios. Nosotros extrapolamos este GND a nivel nacional, provincial y local, definido sobre unos ejes estratégicos muy concretos, direcciones de trabajo.
En primer lugar, la conversión del modelo energético hacia un modelo renovable, que está demostrado que genera empleo y disminuye nuestra dependencia externa. En segundo lugar un cambio del modelo agrario hacia la agricultura ecológica. Por ejemplo Granada tiene un enorme potencial de Vega en donde ampliando la superficie de la agricultura y la agroecología con industria relacionada genera un potencial de empleo tremendo. Esta idea nos lleva al tercer punto: La Industria verde, que nos lleva a potenciar nuestra investigación y tecnología- tenemos una universidad en Granada que tiene que ser una fuente de innovación- y significa avanzar hacia modelos productivos que cierren los ciclos imitando a la naturaleza.
Dentro del GND también se refleja el cambio del modelo de movilidad hacia un modelo sostenible, apostar fuerte por autobuses – cuanto mas eco mejor-, tranvías, metros intermodales con redes de carril bici, peatonalizaciones. Esto en el caso de Granada significa influir sobre el área metropolitana, intentar que las decisiones de la capital motiven al área metropolitana para que se sientan cómodos al venir sin coche. Esto también genera empleo… porque si echamos gasolina en el coche estamos mandando nuestro dinero fuera y apostando por un modelo contaminante; pero si gastamos en redes de carril bicis, autobuses, metro y tranvías, estamos generando empleo aquí. Y quiero que mi euro se quede aquí, generando valor añadido.
Por último, ese GND también contempla el ámbito cultural, la creatividad, innovación y nuevas tecnologías dada la potencia audiovisual de Granada, una ciudad con gente joven, formada y que tienen un potencial de exportar valor añadido.
MR: Hablemos en concreto de alguno de los proyectos más llamativos… En cuanto a urbanismo me ha sorprendido el eje peatonal Recogidas, Reyes Católicos, Gran Vía… So cortaría una de las arterias de la ciudad…
MO: Eso no lo estamos planteando como una cosa de hoy para mañana. Entiendo que me lo preguntes porque lo has visto y es llamativa, pero digamos que sería el resultado de un proceso, en el que se generen las condiciones. La vocación de este eje es comunicar a través de un tranvía moderno desde La caleta hasta Puerta Real, buscando la compatibilidad de espacios entre transporte público, bicicletas y peatones, esa es la idea del eje. Todo lo que definimos en este sentido es marcar una dirección de trabajo para que llegue un momento en que eso se convierta en una vía pacífica.
MR:Siguiendo con urbanismo, háblanos del Gran Parque Central o la red de carril bici, eso también transformaría de forma directa la ciudad.
Sería una operación de las de mayor calado de la ciudad. Lo estamos llamando cirugía plástica urbana. El Gran Parque Central en los terrenos de Renfe, sumando los paseillos universitarios, el cuartel de automovilismo, los actuales terrenos del estadio de la juventud- con zonas deportivas incluidas – la intermodal del AVE, y creando vías verdes hacia el pantano de Cubillas o la Vega de Granada, eso sería el cuarto atractivo de la ciudad. Formaría parte, de aquí a 20 años, de la memoria colectiva de la ciudad.
Le dije al alcalde en una reunión: «Si usted hace esto, pasa a la historia de esta ciudad», pero el alcalde hizo como el que oye llover… Tenemos ejemplos como el parque de María Luisa en Sevilla, el Central Park, salvando el tamaño, el parque de la Ciudadela en Barcelona o el Retiro en Madrid….. Esto está consultado con arquitectos y especialistas y sabemos que es viable…
MR: Siguiendo con las líneas de actuación del partido, en el terreno cultural, háblanos del Auditorio bioclimático.
MO: Es un tema que me gusta mucho. Se trata de una necesidad para el mundo del Rock, del Jazz, de cualquier tipo de expresión musical. No sería solo un espacio para conciertos, sino para uso diario con salas de ensayos, de exposiciones, de reuniones… El hecho de que sea bioclimático también será un punto de visita para el turista tecnológico o los congresos de cualquier rama científica. Esto es una idea de los verdes, concretamente mía, y es algo que a nadie en el mundo se le había ocurrido, que un espacio así pueda ser bioclimatico. Estaría, por supuesto fuertemente ligado al Parque de las ciencias.
MR: Y ahora, de todo esto que hemos hablado, mójate y dinos cuál es la joya de tu campaña?,¿A que proyecto tienes más cariño o interés?
MO: La joya de la corona es crear las condiciones para que Granada no tenga tanto desempleo como tiene y pueda cambiar el rumbo en una nueva dirección, Las instituciones no tienen porque dar trabajo, pero sí crear condiciones para crear trabajo. Aunque si tengo que elegir un proyecto sería el gran parque central o el auditorio bioclimático, por lo simbólicos que me parecen ambas propuestas culturalmente.
Manuel J. Romero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí