POLOPOS (GRANADA), 17 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido en Polopos (Granada) a dos hombres de 41 y 47 años, vecinos de Órgiva y Torvizcón respectivamente como presuntos autores de un delito de falsificación de moneda después de que fueran sorprendidos pagando sus compras con billetes falsos de 50 euros en, al menos tres, establecimientos del pueblo.
Cuando ambos detenidos fueron sorprendidos por la Guardia Civil de Castell de Ferro llevaban consigo cuarenta billetes de 50 euros falsos y 318 euros que habían conseguido al «blanquear» el dinero falso en los establecimientos estafados, según ha informado en un comunicado el Instituto Armado.
El modus operandi de los detenidos consistía en ir visitando los distintos comercios de la localidad y abonar pequeñas consumiciones, como una botella de licor, dos cajetillas de tabaco y dos cupones de lotería, con los billetes falsificados, consiguiendo dinero de curso legal con el cambio recibido.
La Guardia Civil detectó la presencia de estos billetes el pasado sábado en los anejos del municipio de Polopos: Haza del Trigo y Rubite, y montó un dispositivo para localizar a las personas que estaban tratando de colocar estos billetes.
Fueron los agentes de la Guardia Civil de Castell de Ferro los que sobre las 13,30 horas consiguieron dar con ellos y detenerlos.
Uno de los dos detenidos es un viejo conocido de la Guardia Civil de Órgiva que el pasado año fue detenido en cuatro ocasiones por falsificación de moneda, la última el 14 de diciembre, y una quinta por un presunto delito de estafa.
Los billetes decomisados en la actuación del pasado sábado son similares a los decomisados el año pasado en las cuatro ocasiones anteriores, y son billetes bastante bien elaborados.
Esta nueva actuación de la Guardia Civil se enmarca dentro de las que se están llevando a cabo siguiendo las instrucciones del Plan Mayor de Seguridad.
Este plan, que se enmarca dentro de las políticas de participación ciudadana del Ministerio del Interior, pretende prevenir las principales amenazas que afectan a las personas mayores, como son el maltrato, los robos o hurtos y, como en el caso que nos ocupa, las estafas; y fomentar la confianza de las personas mayores en las Fuerzas de Seguridad del Estado y favorecer que denuncien cualquier hecho delictivo que les afecte.
Las personas mayores, por sus circunstancias de edad y de vida son un grupo muy vulnerable y con este plan se les quiere proporcionar información sobre las formas más comunes de delitos que les afectan, ayudarles a autoprotegerse y que su entorno cercano actúe como apoyo en su seguridad. La finalidad última es que se desenvuelvan en la sociedad seguros, con tranquilidad y sin miedos, y que sientan cercanos a los agentes de la Guardia Civil y de la Policía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí