No se modificará el callejero fiscal como solicitaron los grupos de la oposición
GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)
El Pleno del Ayuntamiento de Granada ha aprobado, con los votos a favor del equipo de gobierno –del PP– y el rechazo de los grupos municipales del PSOE e IU, las ordenanzas fiscales para el ejercicio 2011, que están marcadas por la subida en un 2,9 por ciento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).
Tanto IU como PSOE han lamentado durante el debate el escaso número de alegaciones que han sido incorporadas al documento, tres de un total de 16 en el primer caso y seis de 27 en el segundo, aunque –según afirman– «ninguna de las aceptadas supone un cambio sustancial que vaya a ayudar a los granadinos» a superar la crisis.
Así, ambos grupos han recriminado al equipo de gobierno que incremente en un 2,9 por ciento el IBI para 2011, lo que supone una subida acumulada del 38 por ciento de este impuesto desde la llegada del PP a la Alcaldía en 2003.
A juicio del edil socialista responsable de economía, Néstor Fernández, esta decisión «incumple» la «promesa» realizada en 2004 por el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado (PP), de compensar en ejercicios posteriores la subida del 30 por ciento del IBI que se produjo ese año.
«AFÁN RECAUDATORIO»
Pese al supuesto «afán recaudatorio» que ostenta la entidad local a juicio del PSOE e IU, ambos grupos han advertido de que con él no se está consiguiendo cuadrar las cuentas municipales, ya que el año pasado también subieron los impuestos y hubo un déficit en la recaudación de unos 43 millones de euros respecto de lo previsto inicialmente; destacando además que esta situación no se ajusta a las recomendaciones del plan impulsado para sanear las arcas municipales.
Por su parte, el equipo de gobierno «popular» ha mantenido que la citada subida del IBI seguirá estando por debajo del IPC para no incrementar la presión fiscal sobre las familias, a la vez que ha defendido que Granada es junto a Jaén la capital andaluza donde este impuesto es más barato.
Los grupos de la oposición también han criticado no se haya aceptado fraccionar los pagos de los impuestos cuyas cuantías superan los 100 euros así como que no se revise el callejero fiscal para ajustar los impuestos a la realidad socioeconómica de los barrios.
El grupo municipal de IU había solicitado a través de una alegación que se recuperaran las seis categorías de calles que había antes de 2006, pero finalmente no ha sido posible, una situación que consideran «injusta».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí