GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)
El Centro Penitenciario de Albolote (Granada) ha alabado la actuación «ejemplar» de los funcionarios de la prisión en el control de la pelea registrada el pasado 4 de diciembre en un módulo 5, donde tuvieron parte «activa» un total de seis internos, dos de los cuales resultaron heridos.
La dirección de la cárcel ha desmentido las afirmaciones efectuadas por el sindicato de prisiones Acaip, que aseguraba que en la riña estuvieron implicados la mayoría de los presos del módulo de custodia, donde además se intervinieron entre 15 y 20 objetos punzantes.
En un comunicado, la prisión aclara que el incidente se produjo en la mañana del sábado 4 de diciembre al bajar a desayunar el interno S.E.A., que había ingresado hace un par de días proveniente del módulo 4, donde junto con otros internos se dedicaba a extorsionar, lo que motivó el cambio de módulo. Según la versión de la prisión, éste agredió a un interno en la cara, cayó al suelo e intentó seguir agrediéndole, apoyado por otros dos internos. Otros tres internos provistos de objetos del módulo, tales como palos de fregona, sillas y patas de mesa, intervinieron con el objetivo de defender al interno agredido.
Estos hechos han quedado ya «acreditados» ante la Comisión Disciplinaria, órgano sancionador del centro penitenciario, que ha sancionado a los tres internos agresores con sanción de aislamiento en celdas y sobreseído los expedientes disciplinarios del resto, por entender que su intervención fue motivada para defender al interno agredido.
De los 75 internos residentes en el módulo 5, tuvieron parte activa seis reclusos. En el altercado ha habido un interno herido de pronóstico leve que fue atendido de herida en el párpado, evacuado al Hospital y al par de horas tras ser curado de vuelta al centro. Consta asimismo que el interno agresor tiene unos arañazos y una contusión en el hombro derecho de carácter leve. Se requisaron 12 objetos punzantes tras el incidente. No queda acreditado el uso de ninguno de ellos, de hecho no hay heridas punzantes.
Ni a la Dirección, ni ala Jefatura de Servicios, que es la encargada de la Seguridad Interior del centro, «le advirtieron de que el interno agresor pudiera protagonizar incidentes en el módulo 5». En el del 4 de diciembre, intervinieron tanto internos malagueños como granadinos de una y otra parte. «No se trata por lo tanto de una pelea de bandas rivales provinciales», señala la prisión.
«La actuación de los funcionarios fue ejemplar, actuaron rápidamente y controlaron en todo momento la situación con un alarde de profesionalidad fruto de la experiencia que tiene la plantilla de este centro. Posteriormente llegaron más refuerzos de otros módulos con el objetivo de realizar un cacheo a fondo del mismo, fruto del cual se requisan los objetos punzantes indicados», concluye la dirección del centro penitenciario, que ejerce Nahúm Álvarez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí