GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía ha pedido la pena de cuatro años de prisión y una multa de 300 euros para un hombre de 38 años que ofreció venderle cocaína a un policía nacional de paisano que se encontraba de servicio en esos momentos en los aparcamientos de la Playa de Poniente de Motril (Granada).
Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que tuvo acceso Europa Press, fue sobre las 3,30 horas del pasado 25 de julio de 2009 cuando el procesado, de iniciales J.J.A.T. se dirigió con su vehículo hacia los aparcamientos de la playa. Tras bajarse de su coche se dirigió al agente de pisano y al tiempo que le mostraba dos pequeños envoltorios le dijo «¿quieres para pasar la noche?».
Acto seguido, el policía se identificó como tal, ante lo que el hombre tiró al suelo los dos envoltorios y salió corriendo confundiéndose con una multitud de personas que en las proximidades estaban haciendo «botellón». No obstante, como quiera que el inculpado era conocido por la Policía, el agente optó por recoger la mercancía ofrecida y retirar su vehículo para que fuera examinado. El análisis de los dos envoltorios reveló que contenían unos 1,70 gramos de cocaína, valorados en unos 102,6 euros.
El fiscal atribuye por todo lo anterior a J.J.A.T. un posible delito contra la salud pública, por el que será previsiblemente enjuiciado el próximo 15 de diciembre en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí