Mantienen que las cuentas «están infladas en 52,6 millones de euros que no se ingresarán en las arcas municipales»
GRANADA, 09 (EUROPA PRESS)
El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada ha presentado este jueves sus sugerencias al presupuesto del Ayuntamiento de Granada para 2011 al objeto de ahorrar 2,6 millones de euros mediante la reducción de gastos en 28 partidas.
El presupuesto consolidado de la entidad local asciende a 311 millones de euros de ingresos y 299,3 millones de gastos, un 2,7 por ciento menos que en el ejercicio anterior y fue presentado en su día por el equipo de gobierno local como un documento «austero» que reduce los gastos protocolarios para incrementar las partidas sociales.
El concejal del PSOE Néstor Fernández no está de acuerdo con esta versión, ya que según ha indicado este jueves en rueda de prensa, estos presupuestos «no respetan el Plan de Saneamiento Económico al que está sujeto el Consistorio y ponen a la ciudad en una situación de riesgo».
Por ello, ha propuesto una serie de medidas de ahorro como suprimir la partida al Plan de Pensiones de los concejales, así como rebajar la partida de dietas y viajes de corporativos.
También ha abogado por reducir la iluminación extraordinaria presupuestada en 375.000 euros, suprimiendo parte del alumbrado del corpus y del festival de Música y Danza y dando prioridad «sólo a las calles comerciales para apoyar el comercio».
FIESTAS Y TELE LOCAL
Igualmente considera prescindible el presupuesto de infraestructuras y fiestas, que asciende a 100.000 euros, e insta al equipo de gobierno local a suprimir partidas como la aportación de 359.635 euros a la televisión municipal, TG7, el alquiler de los caballos o las horas extras de la Policía Local y los Bomberos.
Los socialistas han presentado otras 12 alegaciones al presupuesto de ingresos y es que, a juicio de Fernández, las cuentas del alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), «están infladas en 52,6 millones de euros que a todas luces no se ingresarán en las arcas municipales».
El edil del PSOE ha precisado que se trata de ingresos relacionados «con el ladrillo, con las multas y las sanciones que no responden a la realidad del momento y que pondrán en una situación complicada al Ayuntamiento».
En esta línea ha advertido de este documento presupuestario es «una huida hacia adelante cuyas consecuencias se conocerán después de las elecciones municipales». Momento en que, según ha subrayado, «habrá que asumir la realidad de las decisiones electoralistas que el alcalde está adoptando ahora sin tener en cuenta el futuro de esta ciudad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí