GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)
El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada ha registrado una iniciativa para que sea debatida en el próximo pleno municipal en la que pedirá explicaciones el gobierno de la ciudad (PP) sobre las medidas que piensa adoptar para restituir la legalidad urbanística «tras haber ocupado el Arzobispado 450 metros de vía pública en la Calle Joaquina Eguaras en la construcción de la nueva Escuela de Magisterio», según ha advertido el portavoz de la organización de izquierdas y candidato a la Alcaldía Francisco Puentedura.
En rueda de prensa, el edil de la formación ha asegurado que pedirá a la responsable de Urbanismo, Isabel Nieto, que explique «cómo es posible que esta parcela que en el PERI Almanjáyar contaba con 8.434 metros haya crecido 450 metros más con el plan especial aprobado en junio de 2009 y que IU no apoyó».
«El Partido Popular está permitiendo una ocupación ilegal de una calle que da acceso a dos edificios en las que viven 42 vecinos», ha señalado el concejal, que además ha resaltado que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) define esa zona como vía pública de uso público «pues se trata de la única vía de acceso que tienen estos dos bloques para vehículos de emergencias como camiones de bomberos o ambulancias que ahora no pueden acceder al haber dejado la calle con sólo un metro de anchura por un muro, el de la escuela de magisterio, que ha ocupado cuatro metros de anchura en la vía pública».
Para el portavoz de IU, «es imprescindible que el gobierno municipal actúe ya y restituya la legalidad urbanística», por lo que la organización de izquierdas exige «que se respete el PGOU y el muro se retranquee cuatro metros atrás para dejar libre la calle ocupada. Asimismo la coalición pide que este muro, que en algunos tramos ocupa hasta tres metros de altura, «una vez retranqueado se rebaje a un metro como máximo y el cierre se sustituya por una verja de tal modo que no afecte a la servidumbre de luz a la que tienen derecho los dos bloques colindantes».
Para Puentedura, el Ayuntamiento es responsable de la gestión y el planeamiento urbanístico de la ciudad, «con lo cual no puede mirar para otro lado y debe intervenir ante una irregularidad manifiesta, y debe exigir al Arzobispado que libere la vía pública ocupada y respete el PGOU de Granada que es la normativa sobre la que se hizo el plan especial por el cual se permite la construcción de ese equipamiento pero sin posibilidad de ocupar ninguna calle de uso público».
El portavoz municipal de IU recuerda «que actualmente se están produciendo negociaciones entre EPSA (como responsable actual de lo que fue una promoción del antiguo instituto nacional de vivienda por la cual se edificaron los dos bloques afectados) y el Arzobispado para que este muro vuelva a su posición original», con lo que el Ayuntamiento «debe ejercer su responsabilidad y mediar en estas negociaciones para buscar una solución a este conflicto que restituya la legalidad urbanística y le devuelva la tranquilidad a los vecinos afectados».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí