GUADIX (GRANADA), 03 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido en Guadix (Granada) a un hombre de 36 años como presunto autor de un delito de estafa y otro de falsedad documental al dar de alta con documentos falsificados cuatro líneas telefónicas para quedarse con los teléfonos móviles y los ordenadores que regalaban a los nuevos clientes.
Se da la circunstancia de que este vecino de Guadix, al que todo el mundo define como una «persona encantadora y muy simpática», ha sido puesto a disposición judicial en cuatro ocasiones más por estafa desde el pasado mes de agosto, cuando, como ha ocurrido ahora, dio de alta con documentación falsa una línea de telefonía móvil. La detención se produjo después de que un vecino de Benalúa denunciara que le había llegado una factura por un teléfono móvil que no había contratado.
En esta ocasión no ha sido una línea telefónica sino cuatro las solicitadas a dos compañías de telefonía móvil con documentos falsificados, tanto personales como bancarios, de un vecino de Villanueva de las Torres, que es quien ha puesto la denuncia después de que le llegaran las facturas correspondientes, informa en un comunicado el Instituto Armado.
Al dar de alta estas líneas, el detenido ha conseguido presuntamente dos teléfonos móviles de última generación y dos ordenadores portátiles, que son los que las compañías telefónicas ofertaban a los nuevos clientes.
El pasado día 11 de noviembre el detenido fue puesto a disposición judicial por el mismo delito y con el mismo «modus operadi»: también dio de alta en un establecimiento comercial de Guadix cuatro líneas de teléfono por la que obtuvo cuatro teléfonos móviles.
Tras la detención de este vecino de Guadix, la Guardia Civil realizó un registro en su domicilio y se incautó de documentos personales falsificados de más de setenta personas, algunas de las cuales después denunciaron que también habían sido estafadas por el detenido.
Al parecer el detenido pudo obtener los nombres de todas estas personas cuyos documentos había falsificado cuando estuvo trabajando como comercial para una empresa de telefonía de la que fue despedido.
El pasado mes de septiembre el gerente de dicha empresa denunció al detenido porque, cuando trabajaba para ellos, dio de alta dieciséis líneas telefónicas y seis líneas de datos con contratos falsificados; y porque además de quedarse con la comisión de cada nueva línea, se apoderó de dieciséis teléfonos móviles y seis ordenadores que la empresa entregaba a sus nuevos clientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí