GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
Un total de 15 menores de los 35 a los que el juez ordenó su vacunación forzosa por ser susceptibles de contraer sarampión tras iniciarse un brote epidémico en un colegio de la capital granadina no han atendido a los requerimientos tanto judiciales como de la propia Delegación de Salud, que le había dado de plazo a los padres para dar una contestación al respecto hasta este martes.
Así, Salud tiene previsto trasladar este miércoles al Juzgado de lo Contencioso Administrativo 5 de Granada la información al respecto, para que, si lo considera oportuno, tome otras medidas, dada la elevada contagiosidad de la enfermedad, que afecta ya en Granada a un total de 51 personas, entre ellas un adulto y un bebé que permanecen aún ingresados en un hospital, han informado a Europa Press fuentes de la Delegación.
El número de padres que ya han inmunizado a sus hijos permanece inalterable desde este lunes, cuando la consejera de Salud, María Jesús Montero, informaba de que un total de 20 de los 35 susceptibles ya habían presentado la cartilla de vacunación, habían accedido a que se les hiciera una analítica para constatar que ya habían pasado la enfermedad, o habían permitido la vacunación contra el virus.
La medida decretada por el juez se produjo después de que la Delegación de Salud le trasladara un informe sobre el brote de sarampión detectado en el Colegio de Infantil y Primaria Gómez Moreno, en el barrio del Albaicín, para que adoptara las medidas necesarias con el fin de paliar el contagio del virus.
Asimismo, la corta edad de los afectados ha motivado que la Junta haya decidido «como medida excepcional» adelantar el calendario vacunal contra el sarampión a los seis meses, además de impulsar una campaña de concienciación junto con la Consejería de Educación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí