GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
El estudio Ecobarómetro 2010 que realiza la Junta de Andalucía ha revelado que el ruido sigue siendo el principal problema ambiental de los granadinos, que ya tienen como secundario el problema de la falta de agua, debido a los buenos niveles pluviométricos alcanzados durante la pasada estación.
El ruido es la principal preocupación del 29,6 por ciento de los encuestados, un 4 por ciento más que el pasado año, mientras que el problema del agua lo es para tan sólo un 9 por ciento –frente al 24,3 de 2009–. Además, la política andaluza que mejor valoración tiene es la del Agua, ya que el 35,8 por ciento de los granadinos consideran que la Junta actúa de forma positiva o muy positiva, por tan sólo un 14,7 que creen que la gestión es mala, según los datos del estudio, presentados en rueda de prensa por el delegado provincial de Medio Ambiente, Francisco Javier Aragón.
Al ruido le siguen los residuos urbanos, la falta de parques y jardines, la calidad del agua del grifo y la suciedad de las calles. Un dato a reseñar es que el 19,1 por ciento opinan que a nivel local no hay ningún problema de medio ambiente, un 5 por ciento más que la media andaluza. Otro dato curioso es que la mala opinión sobre el desarrollo urbanístico se ha frenado en Granada y sólo un 27,7 por ciento de los granadinos opina que ha empeorado el paisaje, mientras que el 32,3 por ciento creen que no ha influido nada.
En el ámbito regional, los incendios forestales continúan siendo el problema ambiental más importante para el conjunto de los granadinos y cada vez más, puesto que la preocupación ha pasado del 45,9 por ciento al 53,5 por ciento, por encima además de la media andaluza. Importante es también la valoración positiva o muy positiva que hace más del 30 por ciento de los encuestados de la actuación de la Junta de Andalucía en el tema de los incendios forestales, por sólo un 11,5 que opinan que la gestión es mala.
En cuanto a actuaciones directas de los ciudadanos para mejorar el medio ambiente, el 76,6 por ciento de los encuestados asegura realizar los desplazamientos en sus localidades en bici o transporte público con «bastante frecuencia», la segunda en Andalucía tras Córdoba.
Por otro lado, los andaluces y granadinos se muestran comprometidos con el reciclaje de residuos domésticos. Tanto en plásticos y envases como en vidrio o papel, siete de cada diez granadinos asegura reciclar con bastante frecuencia, mientras 8 de cada diez reducen el consumo de energía en casa. Ahora bien, sólo un 28 por ciento dice comprar productos respetuosos con el medio ambiente, por debajo de la media andaluza (31,1).
En cuanto a gestión del agua, los granadinos señalan como el ahorro de este recurso en el hogar la principal arma para mejorar la gestión del agua en Andalucía (un 43,7 por ciento por un 38,2 de media en Andalucía), por delante de la mejora de los regadíos y la reutilización de aguas residuales para otros usos.
Por otro lado, los granadinos han mostrado también que sigue aumentando el respaldo a la política de desarrollo sostenible del Gobierno andaluz, ya que el 63,3 por ciento de los encuestados asegura que las políticas ambientales son un estímulo al desarrollo y la innovación tecnológica, dos puntos más que en 2009. El estudio pone de manifiesto el interés que despierta esta materia entre la población, ya que seis de cada diez encuestados se posicionan preocupados por el medio ambiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí