GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Almuñécar (Granada) ha exigido al alcalde del municipio, Juan Carlos Benavides (CA), que «reclame responsabilidades» a la promotora de las 51 viviendas de la urbanización Los Pinos cuyas licencias de construcción y primera ocupación han sido anuladas por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) al entender que hubo un exceso de edificabilidad.
El grupo municipal de izquierdas sostiene que la promotora debe «restituir» el perjuicio causado tras construir «una veintena de viviendas más» de las permitidas para esta parcela según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Almuñécar.
«No nos importa la fórmula», ya sea «con parcelas o con dinero pero «hay que exigir responsabilidades» a quien «provocó esta situación» señaló a Europa Press, El concejal de IU en el Ayuntamiento de Almuñécar, Fermín Tejero, que opinó del mismo modo respecto a los técnicos municipales que dieron el visto bueno a estas edificaciones.
La propuesta fue elevada al último pleno municipal, junto con la petición de que se aclarase en qué va a consistir el avance de modificación puntual al PGOU que se aprobó tramitar en esa misma sesión y que afecta a los terrenos donde se asientan estas 51 viviendas, en las que residen unas 300 personas.
El consistorio mantiene que es para «dar una solución» a estas familias, que temen la demolición de sus hogares, pero según afirma el edil de izquierdas, «en el expediente no había nada» que concrete la actuación. «Imagino que alguien se lo habrá explicado a los vecinos», ha confiado.
VECINOS AFECTADOS
Asimismo, se ha mostrado consciente de que «hay que buscar una solución para estas familias» que se «metieron en una hipoteca sin conocer esta situación y no tienen culpa nada».
Lo cierto es que la sentencia del TSJA que estimaba el recurso presentado por la Junta contra el acuerdo plenario que concedió la licencia al proyecto surgió varios años después de que los residentes adquirieran las viviendas. De hecho, ellos recriminan a la Administración que, «si tenía sospechas de esta ilegalidad, no dejara un aviso en el registro» o evitara la venta de las casas.
«Nosotros compramos de buena fe», afirmó en declaraciones a Europa Press una representante de los afectados, que si bien ha visto con buenos ojos la iniciativa emprendida por el Ayuntamiento de Almuñécar, también matiza que «hay que seguir trabajando para que la Junta tenga consideración y permita que nuestras casas se queden donde están».
En este sentido, subrayó que la mayoría de los residentes «son familias con hijos, trabajadores del pueblo» que tienen en la urbanización Los Pinos su «única residencia» y por ello ya han puesto su caso en manos de un abogado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí