El equipo de Fotsis Katsikaris rompió con esta victoria una racha de dos derrotas consecutivas que alejaba la meta de meterse en la lucha por la Copa del Rey, ahora pueden seguir soñando, mientras que el de Trifón Poch sigue en puestos de descenso.
El partido comenzó con el homenaje a Nico Gianella por sus 200 partidos en la ACB y este respondió a la perfección a lo que se esperaba de él, dirigió al equipo con sus canastas y sus robos de balon (9 puntos y 2 robos en el 1º Cuarto) que ayudaron al equipo a ponerse por delante en el marcador y finalizar este cuarto con 24-18.
El segundo cuarto empezó con un Granada muy centrado que puso la máxima diferencia del partido en el marcador con un 30-20. Pero pronto el Bilbao Basket reaccionó con dos triples consecutivos e incluso se puso por encima en el marcador con un par de canastas de Aaron Jackson. El conjunto granadino reaccionó y mejoró su intensidad a la par que su juego colectivo llegando a la mitad del partido con el marcador a su favor 47-40.
Tras el descanso un inspirado Álex Mumbrú consiguió darle la vuelta al electrónico, aunque no duro mucho la alegria vasca ya que se fue al banquillo con tres faltas y el partido volvió a trabarse. El Granada por su parte tuvo demasiados problemas ofensivos y acabó este cuarto con solo 10 puntos. Fue el alero Kostas Vasileiadis el que decantó el marcador a favor del Bilbao Basket con un triple que dejo el marcador con un 57-59 al final de este cuarto.
El último cuarto comenzó con el Bilbao Basket como dominador que sostuvo una diferencia de 4 puntos a su favor hasta que Coby Karl enchufó un tres más uno que ponia el partido con empate a 63. Después el conjunto granadino estuvo por encima del marcador hasta que faltaba un minuto y medio para el final cuando el máximo anotador del partido, Álex Mumbrú con 18 puntos, logró el empate a 73 y a continuación el triple que acabaria hundiendo al CB Granada. Coby Karl redujo la diferencia a un punto (75-76) y el granada dispuso de la última posesión de 24 segundos del partido, acción que dirigió y culminó el base argentino Nico Gianella, cuya entrada acabó en un rebote que recogió Paulao Prestes e intentó culminar sin éxito con una dudosa falta de Axel Hervelle que no fue pitada. Sin tiempo para más el partido acabó practicamente en esa jugada 75-77.
Pablo Sánchez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí