GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)
Los trabajadores de la planta granadina de Puleva afirman sentirse «tranquilos» tras la compra de la división láctea por parte de la firma francesa Lactalis, ya que la nueva patronal está cumpliendo «al cien por cien» el convenio laboral que firmó con los sindicatos antes de cerrar la operación.
En declaraciones a Europa Press, fuentes de la Sección Sindical de UGT en la empresa reconocieron que el anuncio, el pasado marzo, de la venta de Puleva Food a Lactalis, despertó cierta «inquietud» entre el medio millar de trabajadores de la planta ante la posibilidad de que se produjeran recortes.
De hecho, los sindicatos solicitaron a la nueva dirección del grupo empresarial que garantizara el poder adquisitivo de la plantilla mediante la firma de un preacuerdo laboral que recogía tres subidas salariales hasta 2012, a lo que ésta accedió.
Unos meses después, los «derechos laborales de los trabajadores siguen intactos» y en la práctica es «como si nunca nos hubieran comprado», añaden las mismas fuentes.
La compra de Puleva Food, una división láctea de Ebro Puleva, se inició el pasado marzo con un principio de acuerdo con el grupo francés por un importe de 630 millones de euros.
Ya entonces, Lactalis manifestó su intención de dar continuidad a la planta granadina y está previsto que en unos meses presente a los representantes de los trabajadores el nuevo plan de producción que ha elaborado junto a Puleva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí