JAÉN, 26 (EUROPA PRESS)
El consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Francisco Álvarez de la Chica, ha afirmado que la autorización judicial para la vacunación forzosa de 35 niños susceptibles de contagiarse del brote de sarampión detectado en un colegio de Granada ha puesto de manifiesto que «funciona el Estado de Derecho y el interés general».
Así lo ha destacado a preguntas de los periodistas en Jaén sobre la decisión del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 de la capital granadina. Al respecto, ha querido, en primero lugar, «agradecer de forma expresa» la manera en que la Consejería de Salud «ha conducido este caso tan difícil» como es un brote de una enfermedad, aunque es benigna, «desde el interés general y desde la protección de la salud pública».
Por ello, también ha mostrado su satisfacción por la petición de amparo al poder judicial «para no permitir que quienes no quieran vacunar a sus hijos puedan con el ejercicio de ese derecho causar un daño superior a un derecho colectivo».
«Creo que se ha resuelto muy bien y pido a todos los padres y madres que tienen que vacunar a los hijos en estos días que lo hagan con la máxima celeridad, seguros de que el sistema sanitario y la protección de sus hijos está garantizada. Será lo mejor porque así lo ha decidido la autoridad sanitaria y la autoridad judicial», ha incidido el consejero.
El citado juzgado acordó este jueves autorizar la vacunación forzosa de los 35 niños que son susceptibles de contagiarse del brote de sarampión detectado en un colegio de Granada y que ya afecta a 46 personas, de las que ocho son adultos y el resto menores. La medida, dirigida a frenar la expansión del virus, afectará concretamente a cinco niños cuyos padres se negaron «taxativamente» a vacunarles, así como a otros 30 que no presentaron la cartilla de vacunación infantil cuando les fue requerida por la Consejería de Salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí