Profesor de inglés en un colegio, Rafa ya apuntaba maneras desde pequeño en el mundo de las letras, «mi madre me decía que leía un libro y me ponía a escribir otro yo al lado», nos cuenta Ruíz Pleguezuelos.
Desde que se licenció en Filología Inglesa, Hispánica y Teoría de la Literatura por la Universidad de Granada, no ha parado de escribir prosa, relatos cortos e incluso obras para teatro. Aunque aún no ha visto en un escenario ninguna de ellas, no desespera y tiene la expectativa de verlo algún día. «En un par de ocasiones he tenido incluso un contrato para representar alguna de mis obras, pero finalmente no han salido», explica el guionista granadino.
Su mano al escribir le ha traído varias recompensas, ya que ha ganado el Premio García Lorca de teatro en 2009, ganador del primer certamen de relato corto «Emaús» o finalista en el IV premio Ron y Miel. Este último lo recuerda con cariño, ya que allí conoció a Luis Asenjo, del que aprendió «mucho gracias a sus consejos», y del que recuerda con humor, ya que «pensé que tenía que ir a recogerlo a Cuba, por eso de Ron y Miel», afirma Rafael entre risas.
Aunque a lo que al cine se refiere, escribe desde hace 4 años, «un día pensé en unir dos de mis pasiones, el cine y escribir», explica el guionista.
Ha escrito diez cortos, de los que se han rodado cinco. Su debut como guionista fue con Julio García Escames con «Inteligente», que ganó el premio en el XV Concurso Nacional de Vídeo IES Manuel Gutiérrez Aragón (Cantabria). Más tarde, escribió «Green» para Jesús Rabasco. Hace pocos meses escribió para ambos directores «24», obra que se rodó en 36 horas en el Festival de Supervivencia Fílmica de Marbella y que recibió el segundo premio.
Tanto para Julio como para Jesús, Rafael Ruíz Pleguezuelos, sólo tiene agradecimientos, ya que «he crecido como guionista a su lado, ellos me iniciaron y me enseñaron».
Respecto a los largometrajes, ha escrito cuatro, tres íntegros por él y uno en colaboración con otro chico.
A la hora de empezar a escribir cualquier guión «pienso en historias que he escuchado, frases de la gente por la calle y lo voy apuntando en una libreta. Más tarde, en casa tengo una pizarra donde escribo partes de la historia y así hasta que tengo toda la estructura. Pienso incluso en caras y nombres de actores para cada uno de los personajes», explica Rafael.
Entre sus planes futuros está escribir dos guiones para largometrajes para Julio García Escames y Jesús Rabasco, y lo más inmediato es su nuevo corto «Barril 63» que se rodará en 36 horas de Supervivencia Fílmica de Zaragoza, organizado por Cinemavip y enmarcado en el festival de cine que se celebra en la cuidad.
«Cinemavip te muestra todas las localizaciones que te ofrecen, nosotros vimos una bodega y pensamos que teníamos que grabar allí. A raíz de eso nos surgió la idea del guión que se va a grabar en el festival», explica Ruíz Pleguezuelos.
La historia con tintes de cine negro, cuenta la historia de una asesina a sueldo que tiene que hacer un trabajo muy especial y encontrar en una bodega un barril con el número 63 evitando que los «malos» la atrapen. «De todas las cosas que he escrito y hemos rodado esta es la más arriesgada, ya que tiene acción, es un desafío a la hora de grabar», concluye Rafael.
Ana Padial

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí