GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)
El Parque de las Ciencias de Granada acoge desde este viernes y hasta el 15 de marzo la exposición «Arquitectura Escrita», que aborda la estrecha y compleja relación entre la literatura y la arquitectura desde los orígenes de la vida humana hasta la actualidad.
La muestra –una coproducción del Circulo de Bellas Artes de Madrid, la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, el Architekturmuseum (Munich) y el Parque de las Ciencias de Granada– recorre más de 5.000 años de historia mediante la exposición de variadas creaciones literarias que comparten espacio con maquetas y otros elementos gráficos que materializan, por primera vez, construcciones dibujadas sólo con palabras.
Así, los visitantes podrán encontrar maquetas de elementos arquitectónicos que aparecen en textos sagrados, (el Templo de Salomón); reflexiones paisajísticas (Plinio), narraciones de lo maravilloso («Las mil y una noches»), utopías y contra-utopías (platón, Tomás Moro u Orwell), así como visiones religiosas (Teresa de Jesús) y, sobre todo, novelas de escritores del XIX y XX como Balzac, Borges, Fontane, o Stendhal, entre otros.
Todas las maquetas han sido elaboradas por estudiantes de Arquitectura de la Universidad de Granada y la de Munich tras un estudio completo y minucioso de todas las obras. De este modo, se pone de manifiesto la fructífera relación que han mantenido siempre las Artes y la Letras con el objetivo de transmitir al espectador cómo hay muchas más cosas que unen a los diferentes campos de la cultura que las que los separan.
Esta relación histórica entre la arquitectura y la literatura parte del «Poema de Gilgamesh» y llega hasta autores contemporáneos como Borges, García Lorca, Perec o Umberto Eco.
Todos ellos definen y evocan lugares que en la literatura han desempeñado un papel tan relevante como el de los mismos personajes humanos, hasta constituir un terreno privilegiado de cristalización del imaginario arquitectónico de una época.
UN ESCRITOR-ARQUITECTO
Así, puede decirse que en muchos escritores subyace necesariamente un arquitecto, un creador de espacios. Aunque, también a la inversa, la historia de la arquitectura no está sólo hecha de edificios o ciudades reales, sino de esas imágenes y textos que plasmaron los proyectos o sueños utópicos y nunca pasaron del papel.
La muestra se divide en un total de ocho áreas: «El mundo antiguo», que reúne textos de época mesopotámica-bíblica y grecorromana, como Gilgamesh, la Torre de Babel, el Templo de Salomón o la Villa de Plinio.
«Las Utopías», con obras que van desde Platón a Thomas Moro; «Siglos XVI y XVII», con arquitecturas marcadas por grandes debates religiosos, como Milton o Santa Teresa; «El mundo del cuento, la fábula y la literatura infantil», con libros que van desde las Mil y Una Noches con las Cuevas de Alí Babá, hasta Perrault o Hoffmann.
Le siguen «Siglo XVIII y principios del XIX», con espacios soñados por escritores como Swift y su Gulliver, Defoe o Goethe; «Siglo XIX», muy prolijo en novelas con reseñas arquitectónicas y ciudades imaginarias cada vez más elaboradas, como las de Balzac o Dickens, o «Finales del Siglo XIX y principios del XX», con obras que tienen en común espacios de carácter inquietante, desde el Drácula de Stoker, hasta los espacios de pesadilla de Kafka o el apartamento parisino de Rilke.
Por último, los visitantes pueden encontrar «Siglo XX», donde destacan literaturas con algunos espacios ideados por escritores como Umberto Eco, Federico García Lorca, Jorge Luis Borges o Italo Calvino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí