GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)
Los trabajadores de Inagra, la concesionaria del servicio de recogida de basuras en Granada capital, han decidido en asamblea convocar una huelga indefinida a partir del 10 de diciembre ante la imposibilidad de cerrar un acuerdo con la empresa para que retire el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondrá el despido de 90 trabajadores fijos.
La asamblea comenzó sobre las 17,00 horas de este jueves con la participación de cerca de 400 trabajadores que «en su totalidad» se han mostrado a favor de esta movilización para protestar por los recortes anunciados por Inagra, que persigue reducir costes después de que el Ayuntamiento de Granada haya rebajado en siete millones de euros su aportación al servicio de recogida de basuras.
Los trabajadores han preferido emprender su movilización después del puente de la Constitución para «dañar lo menos posible» la imagen de la ciudad, según explicó en declaraciones a Europa Press uno de los miembros del comité de empresa, Javier Gil (CCOO).
«No queremos perjudicar a nadie pero tampoco queremos que echen a la calle a 90 compañeros y pagar nosotros los caprichos y las deudas del ayuntamiento», ha señalado Gil tras la celebración de la asamblea, que se ha desarrollado en un clima de cierta «tensión e incertidumbre» por parte de los trabajadores.
Según explicó el sindicalista, Inagra ha vuelto a manifestar al comité de empresa su intención de «seguir presentado ERES hasta que la Junta apruebe alguno», de modo que si la Delegación de Empleo no acepta el actual documento basado en motivos organizativos y económicos, «llevarán otros», lamentó Gil.
DISPUESTOS A NEGOCIAR
Pese a la decisión de convocar huelga indefinida a partir del 10 de diciembre, el comité de empresa sigue abierto a negociar con Inagra en el marco del periodo de un mes de consulta que comenzó a partir de la presentación del ERE por parte de Inagra ante la Delegación Provincial de Empleo.
De hecho, el comité de empresa calcula que para el 10 de diciembre la Junta ya se habrá tenido que pronunciar sobre el ERE si sigue adelante, mientras que si se alcanza un acuerdo antes con la empresa se desconvocará la movilización.
El comité de empresa de Inagra ha tomado esta decisión tras el encuentro fallido del martes con Inagra en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales, donde las partes apenas avanzaron respecto a las posturas iniciales, situación que ha sido transmitida a los trabajadores esta tarde.
Concretamente, Inagra ha ofertado una reducción media de toda la masa salarial de un 13 por ciento al considerar que es el único modo de afrontar la reducción de euros de la aportación municipal al servicio, aunque el comité de empresa se ha mostrado «en contra» de la medida desde el primer momento.
Aunque los representantes de los trabajadores habían hecho anteriormente la contraoferta de congelar los sueldos un cinco por ciento durante dos años –2010 y 2011–, el martes se mostraron dispuestos a fijar un «porcentaje intermedio» aunque afirman que la empresa no quiso «dar su brazo a torcer».
Así las cosas, el comité de empresa se temía el miércoles que «lo único» que les podía quedar era convocar una huelga indefinida, lo que finalmente ha ocurrido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí