SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS)
La consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, ha dicho este miércoles que «tratándose de menores la Junta de Andalucía tiene que tomar cartas en el asunto» de la detención de los dos adolescentes de 16 años acusados de suministrar sustancias estupefacientes «para hacer una broma» a otro menor de 14 que ha permanecido por ello hospitalizado durante dos meses, hechos por los que se les considera presuntos autores de un delito contra la salud pública.
En declaraciones a los medios, antes de la reunión que junto a la consejera de la Presidencia, Mar Moreno, mantiene en Sevilla con la dirección del Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI-Andalucía), Navarro ha señalado también que «hay que tener en cuenta que el que sean menores y el que hayan cometido un supuesto delito no significa que esos menores no tengan familia», aunque, «en el caso de que no sea así, la Junta se hará cargo e intervendrá en función de las circunstancias concretas que se hayan producido».
Lo ocurrido se remonta al pasado 7 de septiembre, cuando los dos menores convencieron a su víctima para que fumara del «porro» que habían elaborado, y más tarde, al parecer con la intención de mofarse de él le echaron algunas pastillas en la bebida. Tal cóctel de drogas provocó que el menor haya tenido que estar ingresado grave en el hospital materno infantil granadino hasta primeros de noviembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí